El Mañana

jueves, 27 de febrero de 2020

Los Redactores
Río Revuelto Los Redactores

Ahora tiene sentido

18 enero, 2020

Es probable que cada dueño de una línea activa de teléfono
celular en México ha recibido llamadas de compañías algo parecido al acoso.
Ahora, algunas regulaciones han hecho ilegales estas prácticas. Era común que
muy temprano o muy noche cuando uno se encuentra dormido suene el celular con
un número del interior del país.

Aunque ahora es ilegal que su empresa proveedora de
servicios celulares le hostigue ofreciéndole servicios adicionales,  aún es legal que las empresas de la
competencia le marquen para ofrecerle cambiarse, algo que representa el
principal escenario de acoso a los usuarios.

Una de las posibles soluciones es inscribirse en el Registro
Público para Evitar Publicidad de la PREOFECO y en teoría su número no debe
recibir llamadas de carácter publicitario.

Tamaulipas tenía un apoyo para los menores que habían
perdido a alguno de sus dos padres en hechos violentos. En teoría sigue
vigente, en la práctica se habla que al menos la mitad de sus beneficiarios no
han recibido el recurso desde noviembre.

La agrupación Familiares y Amigos de desaparecidos señaló
que hasta el momento no se les ha dado una razón del retraso.

Si bien ese recurso no sustituye la pérdida de alguno de sus
padres, sí era un apoyo que servía a los hijos de las víctimas de violencia.

Este fenómeno tiene considerables similitudes con la falta
de pago a maestros, aunque en ese caso se trata de recursos que la propia
Federación había devengado ya al Estado para que realizara la dispersión en
tiempo y forma; en este último caso de los docentes, aún hay algunos que
esperan que les sea completada la segunda mitad de su aguinaldo.

El caso del menor que abrió fuego en una escuela de Torreón sigue dando de qué hablar, lo que comenzó con un sinfín de conjeturas, se fue inclinando a un entorno familiar conflictivo en el que resultó que su madre falleció en circunstancias no claras -algunos aseguran un asesinato-, mientras que su padre recién había sido liberado de una condena por narcotráfico, a la par que su abuelo -quien tenía la custodia del menor- enfrenta señalamientos de lavado de dinero, lo que derivó en congelarle más de 100 millones de pesos.

Después de que se fue dibujando todo este panorama, todo fue tomando forma y cobrando sentido, todo lo que el pequeño de 12 años cargaba sobre sus hombros, el ambiente en que se desarrollaba era adverso.