El Mañana

jueves, 19 de septiembre de 2019

Mario Canales
Economía sin Fronteras Mario Canales

Alemania, China y la desaceleración mundial

22 agosto, 2019

Alemania y China dos de las economías más influyentes del mundo están al borde de una recesión. El panorama mundial hoy revela sintonía, mientras muchos países entran hacia periodos de inflexión marcados por la desaceleración económica.

La guerra comercial entre Estados Unidos y China es uno de los componentes que más ha sacudido la economía mundial. Pero, más allá, el mundo enfrenta importantes problemas como:

• La erosión de la productividad laboral a partir de avances desmedidos de la automatización,

• Población más longeva y menos recursos para sustentar esa tendencia, y

• Los efectos económicos de un entorno climático que decae.

Esto es sólo desde la óptica económica, es obvio que relacionados están a los grandes y graves problemas del mundo como la hambruna, la guerra o la inequidad.

FMI

Revisando las proyecciones de crecimiento del Fondo Monetario Internacional para cada país, es tentador visualizarlo para complementar el argumento de que muchas economías están en desaceleración. Sin embargo, al mismo tiempo, hacerlo diluye el principal propósito de la exposición para dar paso a la comparación inmediata entre un país y otro, lo cual sería desorientado y fuera de contexto.

Cada país es diferente. El crecimiento de 2.2% de Estados Unidos no puede compararse al 6.8% en China porque no son economías iguales. En resumen, está ampliamente documentado que las economías de muchas regiones del mundo crecen a un ritmo menos acelerado que el pasado inmediato.

Con base a esa premisa, surge la siguiente reflexión: ¿cómo levantar la economía mundial?

KEYNES

De inmediato surge la experiencia a partir de la Gran Crisis del 2008 en Estados Unidos y subsecuente contagió a muchas otras economías mundiales. En ese entonces, la Reserva Federal y el Gobierno de Estados Unidos emprendieron un paquete de rescate económico al son de más o menos $1 trillón de dólares (con T).

Desde entonces, a través de varios métodos, se inyectó el dinero al sistema financiero como lo marcan los mandamientos teóricos de John Maynard Keynes.

ESTRATEGIA

Hoy, diez años después, el mundo camina hacia una desaceleración que no significa recesión o crisis. Lo cierto es que la posición de economías estratégicas como Estados Unidos, Europa, China o Japón es una donde a primera instancia parece revelar menor margen para instrumentar medidas similares a las de la crisis anterior.

Además, hoy ya hay otros componentes que se deben tomar en cuenta; resalta de inmediato el de la automatización. ¿Cómo hacer para que esa inyección fiscal y monetaria llegue a toda la economía? Una nueva economía estructurada de tal manera que no todos participan en forma metódica, por ejemplo, no todos tienen un trabajo “formal”, o no todos buscan financiamiento en un banco tradicional.

Esa es la conversación que vale las líneas de hoy. Un mundo posicionado de tal manera que orilla a la siguiente conclusión inmediata: ¡son tiempos históricos y muy interesantes!

Twitter e Instagram: @economixs