El Mañana

lunes, 21 de octubre de 2019

Israel Cruz Delgado
Finanzas a prueba de caos Israel Cruz Delgado

Analizando la realidad del consumismo

3 agosto, 2019

¡Saludos! Es un gusto estar contigo nuevamente a través de este medio. Te agradezco el tiempo que te tomas para leer esta columna. Hoy quiero compartir contigo un breve análisis sobre el tema de las compras, y aprenderemos un poco a entender la psicología aplicada para influir en nuestros pensamientos y guiarnos “al lado obscuro del consumismo”. Antes te invito a que nos sigas en nuestra página de Facebook Finanzas a Prueba de Caos y nos escribas a educacionfinanciera.in@gmail.com, queremos saber de ti.

Ahora ponte cómodo, toma tu café y comencemos…

Analizando la realidad del consumismo.

Para entender mejor este punto, te comento que existe un estudio realizado por el psicólogo y psiquiatra Abraham H. Maslow, el cual llamó “Teoría de la motivación humana” creada por 1943 donde realizó un análisis sobre las necesidades del ser humano. Maslow formuló una jerarquía de las necesidades humanas y su teoría establece que conforme se satisfacen las necesidades básicas, los seres humanos desarrollamos necesidades y deseos más elevados. Resumiendo, esta teoría quedaría así…

Compramos básicamente por dos razones:

• Por obtener un beneficio final.

• Por evitar una pérdida.

De acuerdo con la teoría de Abraham H. Maslow las necesidades de la gente se clasifican en:

• Fisiológicas.

• De seguridad.

• Sociales.

• Del ego.

• De autorrealización.

Ya que conocemos un poco más de nuestra naturaleza humana, ahora analicemos cómo nos “ayudan” a comprar por comprar.

Pues bien, en muchas encuestas y estudios, siempre existe el factor donde las personas admiten que compraban por comprar cosas que NO… necesitaban.

Lamentablemente, mucha gente ha caído en la trampa de endeudarse cada vez más. Especialistas en el tema de psicología señalan que el consumismo, lejos de producir satisfacción, crea tensión e infelicidad. Entonces, ¿por qué compramos tanto?

En el día a día somos bombardeados por estrategias de mercadotecnia, esto con el fin de convertir nuestros deseos en necesidades (has de recordar que en una publicación anterior te hablé acerca de que tenemos que aprender a identificar qué es necesidad y qué un deseo al momento de comprar). Los mercadólogos saben que las emociones influyen mucho en el consumidor. De ahí que la publicidad como los establecimientos en general estén diseñados para despertar emociones.

En el libro “Why People Buy Things They Don’t Need” (Por qué compramos cosas que no necesitamos) de la escritora Pamela N. Danzinger dice: “Al planear una compra, el consumidor suele crearse elaboradas fantasías sobre la búsqueda del artículo y lo que sentirá cuando lo encuentre y lo posea”.Con ello surgen varias promesas que las campañas de publicidad te prometen.

PROMESA “Mejore su calidad de vida”: Valiéndose del deseo natural de una vida mejor, los publicistas quieren hacernos creer que podemos ver cumplidos todos nuestros deseos —salud, seguridad, alivio de la tensión y mejores relaciones con los demás— haciendo buenas compras.

LA TRISTE REALIDAD: Cuantas más posesiones tenemos, menor es nuestra calidad de vida. Necesitamos más tiempo y dinero para cuidar lo que tenemos, la presión de las deudas nos crea más estrés y el tiempo para la familia y los amigos se reduce.

Cuantas más posesiones tenemos, menor es nuestra calidad de vida. Las Escrituras nos dicen: “Aléjense de toda avaricia porque la vida no depende del tener muchas cosas”. Lucas 12:15 (PDT).

PROMESA “Obtenga prestigio”: Pocas personas admitirían que compran para impresionar (aunque en su interior saben que así es). Hemos hablado anteriormente de que una razón importante por la que la gente compra es “para competir con amigos, vecinos, compañeros de trabajo y familiares”, en pocas palabras orgullo, presunción. No hemos de negar que muchos anuncios y sobre todo en las redes sociales te presentan a personas ricas y exitosas disfrutando de los artículos que ofrecen. Es más, te escriben frases de éxito y fotos deslumbrantes para transmitir el mensaje de “Este podrías ser TÚ”.

LA TRISTE REALIDAD: Si seguimos midiendo y comparando nuestro “éxito” por las posesiones que tenemos con las del vecino, JAMÁS nos sentiremos satisfechos. Tan pronto como consigamos algo, siempre desearemos algo más. Las Escrituras nos dicen: “El que ama el dinero nunca se satisface con lo que tiene, siempre quiere más y más. Eso tampoco tiene sentido”. Eclesiastés 5:10 (PDT).

PROMESA: “Defina su identidad”. El libro “Shiny Objects” (Objetos deslumbrantes) escrito por James A Roberts explica que “una manera común de reflejar quiénes somos (o queremos ser) es usando y exhibiendo nuestros bienes”. Los mercadólogos lo saben y su trabajo es vincular ciertas marcas —particularmente las de lujo— con unos valores y estilos de vida concretos, con ello te inducen a preguntarte ¿qué tipo de persona te consideras? ¿Qué imagen quieres proyectar? ¿La de alguien elegante? ¿Atlético, tal vez? La promesa de venta es que, si compras una determinada marca, obtendrás la identidad que tú quieres tener.

LA TRISTE REALIDAD: Ningún artículo que compremos puede cambiar quiénes somos, ni darnos cualidades para ser un mejor ser humano, como la honradez, la lealtad y la generosidad.

• Las Escrituras nos dicen: “Que su belleza no venga de […] joyas de oro o ropa fina. Su belleza debe venir del corazón, del interior de su ser”. 1 Pedro 3:3 4 (PDT).

Estimado lector, el problema de porqué compramos porque compramos, no está en el marketing, ni en las compañías de publicidad, ni nos endeudamos porque nos obligan, el problema está en nuestras actitudes, en nuestro carácter, en nuestra falta de dominio. Como te has de dar cuenta, las Escrituras es la mejor herramienta que existe para formar un carácter y principios necesarios para enfrentar nuestros problemas. Para salir de tus problemas financieros no los solucionarás con ninguna fórmula mágica, necesitas al mejor asesor financiero… Dios.

¡Hasta pronto!

* Instructor Financiero – Cultura Financiera

Email: educacionfinanciera.in@gmail.com

Instagram: finanzasapruebadecaos