El Mañana de Nuevo Laredo

Oscar Leal

Aventuras del Mantarraya

Oscar Leal

5 julio, 2020

Aniversario 40



Si mi memoria no me falla durante el año 1980, estando yo recién graduado de tercero de primaria, mi padre junto a un par de compadres sumaron esfuerzos económicos para adquirir una modesta lancha de aluminio con 20 pies de lardo y apenas un motor de gasolina de 10 caballos de potencia, su apego a este deporte a nivel recreativo los mantenía tan ganchados que cada dos fines de semana se aprovechaba la cercanía de la presa Vicente guerrero, empotrada en el poblado de Padilla, Tamaulipas, para armar viajes de pesca.

Para ese grupo de compadres, en compañía de toda su familia, era muy común acampar justo en la desembocadura del río Pilón, frente al vaso de tan enorme presa, lugar muy característico por contar con una hilera de árboles ancestrales hacia ambos lados de las márgenes del río, los cuales proporcionaban una sombra increíble para hacer mas placenteras nuestras visitas en tiempos de verano; que gracias a las corrientes en temporada de lluvia ayudó con el paso del tiempo a deslavar la tierra. Junto a las raíces de estos enormes árboles, justo ahí las lobinas aprovechaban para formar su habitad.

A mis ocho años ya disfrutaba de poder pescar sobre una embarcación, bastaba con la ayuda conjunta de los compadres para botar la embarcación sobre las márgenes del río y navegar por 15 minutos a paso lento río arriba para llegar al vaso de la presa, ahí las oportunidades de pescar se elevaban exponencialmente, aprovechando los brazos y recodos donde la vegetación sumergida y bancos de arena, nos brindaban espacios para pescar en grande.

En tiempos actuales sigo viviendo el año 2020 con esa misma intensidad, mis aventuras de pesca las sigo atesorando como el gran deporte que aprendí, gracias a esa persona tan especial que el destino otorgó a mi lado en forma de padre y gran tutor, a pesar de que ya no esta a mi lado.

El pasado fin de semana, días antes del 30 de junio marcado en el calendario como fecha de nacimiento de este su humilde servidor me di a la tarea de visitar las compuertas de la presa Falcón y organizar un gran día de pesca, no para celebrar mi 48 aniversario; más significativo para mi es recordar los 40 años, a los que me he dedicado a practicar este deporte y mediante el cual, una vez que tomo una caña de pesca vuelvo a sentir la presencia de mi padre justo a mi lado, como cuando tenia ocho años, esa experiencia de vida se repite de una forma tan emotiva que en cada lance, logro conectarme con ese ser tan querido, con tal intensidad que no ha cambiado desde que a su lado compartí mi primer día de pesca sobre esa peculiar embarcación; agradezco de todo corazón al creador el tiempo que me permitió disfrutar a su lado, sus enseñanzas y por sobre todo las buenas cosas, la forma tan especial de disfrutar una aventura de pesca al máximo, ¡claro a su lado!

Cuéntame tu historia, tú ya conoces la mía.

[email protected]

Más opiniones de
Oscar Leal

13 septiembre, 2020

Al estilo Armando Guerra

30 agosto, 2020

Estructuras

24 agosto, 2020

Mito vs. realidad

22 agosto, 2020

Sin golonas

10 agosto, 2020

La del recuerdo

2 agosto, 2020

Amigos por siempre