El Mañana

miércoles, 21 de agosto de 2019

Los Redactores
Río Revuelto Los Redactores

Árboles vs. el calor de NLD

12 agosto, 2019

En CDMX alertaban por una ola de calor que tendría a quienes residen en aquella región, con temperaturas de ¡hasta 30 grados centígrados!, lo que para nuestros estándares es prácticamente un día ‘agradable’.
Para esta semana se espera que experimentemos temperaturas máximas de 41 y hasta 43 grados según la geografía del sector, porque no es lo mismo vivir en las colonias con muchos árboles a aquellos sectores que por su calidad de viviendas de interés social, no quedó espacio para un pequeño arbolito en las casas, por lo que toda el área se vuelve en una enorme plancha de concreto sin sombra ni vegetación que ayude a mitigar el calorón.
Está comprobado que es enorme la diferencia de temperatura entre áreas sin vegetación y aquellas que sí tienen, aunque sea en la misma ciudad; es variable según la cantidad y tipo de árboles y pasto, en algunos casos los sectores con áreas verdes pueden tener 7 y hasta 10 grados menos que aquellos que son una jungla de puro asfalto.
Puede usted circular por el sector de la Nueva Ciudad Deportiva a las 4:00 de la tarde experimentando esos 43 grados que se esperan esta semana. y después ir al Viveros y experimentar 36 grados en donde estén los árboles más grandecitos; inténtelo.
Esto no se trata de clases sociales, sino de la antigüedad de los sectores, pues si bien hay colonias muy modestas, pero muy antiguas, podemos observar como en su momento las viviendas contemplaban espacio para un buen patio con al menos un arbolito.
Con el pasar del tiempo y el crecimiento desmedido, los desarrolladores al generar una gran cantidad de viviendas se inclinaron a reducir al mínimo estos espacios, con ‘patios’ reducidos que no dan margen para plantar nada, además de que usualmente ya están cubiertos con una plancha de concreto.
Este cambio de prioridades hace toda la diferencia en las temperaturas que se viven en la ciudad, imagínese que toda la ciudad fuera como la colonia Viveros o Jardín, un Nuevo Laredo en el que sin importar los recursos, todas las viviendas tuvieran árboles y hasta césped; es posible, pues en áreas rurales tener un arbolito no es de ricos o pobres, sino de personas que entienden los beneficios de éstos.
Hablando de las diferencias de temperaturas, es importante precisar el tema de la sensación térmica, que al final para muchos es la que cuenta, pues sin importar qué tanto frío o calor haga, lo que se siente es lo que se sufre o disfruta.
Esta semana la clave para esa sensación térmica estará en la humedad en el ambiente, pues si es alta, se sentirá ese ‘bochorno’ aún mayor a la temperatura.
Al final, todo sería mejor con árboles y la falta de éstos es en parte culpa de la avaricia de los desarrolladores y gobiernos que permitieron la edificación de miles de ‘cajitas de zapato’ que no siempre son espacios adecuados para las familias.