El Mañana de Nuevo Laredo

Ernesto Hernández Alarcón

Any Given Sunday

Ernesto Hernández Alarcón

28 marzo, 2020

Arena, sol y sombra (Parte II)



Los Bucaneros de Tampa Bay, en primera instancia, han semi-hipotecado la posición de mariscal de campo al contratar a un jugador como Tom Brady, de 43 años por dos años por 50 millones de billetes verdes, más 9 millones de dólares de incentivos. Algo sin precedentes. Tom Brady es uno de los mejores de todos los tiempos, pero el padre tiempo absolutamente a nadie perdona. Asimismo, fue evidente (al margen de estadísticas) que la temporada pasada su rapidez para soltar el balón dentro de la bolsa de protección mermó ligera y peligrosamente, así como su precisión en pases profundos. Extender las jugadas no es parte de su estilo de juego. Considero muy estrecho el tiempo para que se emule un nuevo sistema de juego.
Tampa Bay es un equipo interesante, con bastante talento, pero ni remotamente está al nivel de los 49’s de San Francisco o sus rivales divisionales Santos de Nueva Orleáns. En otras palabras, no son un conjunto equipado, presto y listo para llegar al juego grande, al que sólo le faltaba un mariscal de campo elite. Todo ello sin mencionar una posible lesión o el siguiente antecedente: el hecho de que Bruce Arians tuvo bajo su control durante por lo menos tres años una escuadra con talento suficiente para ganar un Súper Bowl (Arizona) y como sabemos, ni siquiera llegó a uno. ¿Venta de suvenires, alta mercadotecnia y estadio repleto toda la temporada?
En la NFL hay una clara importancia en conjugar negocio con grandeza deportiva y en ese sentido, estoy convencido que las ganancias económicas están implícitas, por ello, lo que todos los dueños de los equipos buscan a final de cuentas es el Trofeo Vince Lombardi asomando en las vitrinas de sus instalaciones. Tampa Bay será un equipo “divertido”, entretenido, sin duda contendiente para Postemporada, pero ese, en el mejor de los casos, será su techo. Cuando expire el contrato del número 12, empezarán otra onerosa reconstrucción.
Los Patriotas pierden en menor proporción.
Su principal “pecado” es haberle faltado el respeto al muchas veces mencionado Tom Brady. La evidencia nos orilla a hacer elucubraciones sobre la falta de propuestas o mínimo negociaciones.
Independientemente del límite salarial, el presupuesto o los posibles sustitutos. Pero, por lo menos a mediano plazo, es relativamente comprensible y hasta conveniente. Kraft y Belichick no son románticos, sino fríos y pragmáticos. Apuestan por una temporada 2020 de “crisis y prueba” para avanzar lo más rápido posible en el 2021. Brady ya vio pasar sus mejores años, mantenerlo era drenar finanzas y apostar a lo incierto y caer en una reestructuración muy larga, si no, recuerden lo que le sucedió a Lakers de Los Ángeles por mantener a un Kobe Bryant muy veterano y mermado.
Por último, nuestro querido amigo Tom. Es absurdo concluir que una persona de 43 años “pierda” cuando básicamente está ganando casi 60 millones de dólares en los próximos años. Más bien, analicémoslo desde la perspectiva de su legado histórico. Pienso que en el fondo, él hubiera querido terminar su carrera en Nueva Inglaterra, casi inmaculado, leal a una sola franquicia. A cambio de la citada indiferencia de Kraft y/o Belichick; aterriza en un equipo mediano y en general intrascendente, como lo son a todas luces los Bucaneros. Asimismo, se encuentra en un mercado pequeño y con un sistema ofensivo aún desconocido.
Difícilmente va a permear su liderazgo y cultura ganadora en un lapso de dos años a una organización históricamente irregular, menos cuando sus mejores tiempos están atrás. No puedo evitar verlo vistiendo el uniforme de los Bucs e imaginarme que emigró a la XFL.
De algo estoy seguro, en su corta estancia en Tampa Bay, no alcanzará algún tipo de gloria a comparación que en cualquier año con los Patriotas que haya estado como titular.
A final de cuentas, es un cierre de carrera extraño, ¿gris, en la soleada Florida?…vaya…surreal.
Abundaremos.

Más opiniones de
Ernesto Hernández Alarcón

10 agosto, 2020

Previos Temporada 2020

2 mayo, 2020

El Segundo Mejor

27 marzo, 2020

Arena, sol y sombra

21 marzo, 2020

La Ligereza

12 marzo, 2020

Better, faster, stronger

7 marzo, 2020

Vivir Hoy