El Mañana

sábado, 24 de agosto de 2019

Mauricio Belloc
Con el Mazo Dando Mauricio Belloc

Bonita fregadera

20 marzo, 2019

El Hospital General en el Ojo Caliente (no es albur, así se llama el fraccionamiento) tiene seis meses sin aparato de Rayos Equis, así que los cirujanos abren al chingazo, meten cuchillo sin siquiera saber si es el riñón malo el que botarán, si la pierna que van mochar es la buena o si el aguacate maduro que hay que extirpar del pobre hombre es la que le están metiendo filo. Ahí le andan tanteando las trompas (las de Falopio) a las pobres damas, sin saber si van por el lado correcto o que pex. En fin, que trabajan al Chilam Balam y al Popol Vuh.

Y YA QUIEREN OTRO

¿Pero que es lo que tenemos ante tal carencia en el renglón salud? Que su goberladrón y su alcachofa, ya se frotan las baisas, se les queman las habas por licitar la construcción del hospital general poniente, allá cerquita del reino “Muy Muy Lejano” de Shrek y Fiona. Es decir, el inche general del oriente no tiene ni curitas, ni mertiolate, pero este par de pillastres ya quieren empaparse de lana con la trampota de dizque construir un nuevo nosocomio allá donde da vuelta el aire.

NO TENER MADRE…

…Es querer construir un hospital, cuando que las instalaciones que tienes (General, Oncológico, Civil y Centro de Salud) no valen dos cacahuates entre los cuatro. A eso señoras y señores, se le llama Robar Gachamente. No tiene otro calificativo el querer erigir una construcción de tal envergadura, si antes, no tienes medianamente funcionando la miseria que vienes arrastrando. Es como comprarse un segundo carro, cuando debemos por completo la primera garraleta y ganamos lo mismo de siempre. Esa es una mala administración, planeación, idea y todo lo que se les ocurra.

PLAN CON MAÑA

Solo lo dejarán colgado de alfileres, casi casi solo armarán el cascarón, para cuando terminen su respectiva administración, tanto El Chompiras como El Peterete, se irán bien cuajados, papeadotes, rengueando de lo pesado de las alforjas. El dinero del hospital General Poniente ya sabemos desde ahorita, donde terminará. Y también nos queda muy claro de las condiciones tanto de operación, como las físicas, del edificio que se avienten a levantar allá en el arrabal, en Cartolandia, punto cardinal donde los gobiernos han hechos sus grandes raterías.

POBRES GORILITAS

Sin servicios médicos, ni de seguridad social, sin antigüedad, rebajándoles el sueldo, y terminándoles la veteranía, los guardias municipales, o sea los gorilitas a los que pone a cuidar en sus pachangas personales, en sus francachelas particulares, en sus guarapetas privadas y en sus sopapedones en cuadro chico, hoy están que trinan y jalando bajo protesta contra El Pelochas, por todas las marranadas laborales y gachencias contractuales de las que son objeto por parte de este mico.

NO SE VALE

Los pobres “velitas” burricipales, no se merecen las que les está haciendo este bato. Por eso mi gente del pueblo, señoras, señores, cundo los vean en la calle, ofrézcales un taquito, invítenles unos chescos, ya ven ustedes que ahí vienen los calorones desgraciados y esta alcachofa de ustedes no le da agua ni al gallo de la pasión. Neta que pobres de sus guardianes, es una real fregadera de lo que uno se entera.

Y ASÍ TODOS

Que injusticias vive nuestra gente, la que labora en La Yunta, uno cree que se la pasan bien, pero no, los contrastes son tremendos, por un lado tenemos a un can al que le va muy bien y por el otro, a unos pobres padres de familia que no saben ni cómo se trasladarán a sus chantes al final de la jornada. Después de que a su majestad, pasada la media noche, termina su gran Pedrototote y entonces sí que los despacha, pero acompañados solamente de dos yemas.

PERO HAY UN DIOS

Si en esta vida nos vamos sin pagar todas las que debemos, tengan por seguro, que allá a donde vayamos (la gloria o el infierno) claro que alguien se va a encargar de aventarnos en la jeta las facturas, nos van a pasar las cuentas sin pagar. Y entonces ahí es donde te quiero ver. El que la hace la paga. Y eso de que a los O.G.T.´s siempre las va con madre, no es cierto, no siempre.

JUSTICIA DIVINA

Siempre hemos creído que; “quién riendo la hace, llorando la paga”; o que; “La vida es como un restaurante, nadie se va sin pagarla”. Aunque en esta última conseja popular, un servidor difiere. En lo personal, pensamos que sí te puede ir con madre siempre en esta vida, aún debido a tus villanías y canalladas, pero después, cuando te vas de esta vida, cuando ya no estás más en este mundo, entonces es cuando viene la paga, nada placentero, ni agradable para quien fue un sanababiche. Y como esto no se puede probar, pues ahí se los dejamos de tarea a todos los que viven del jodido, del amolado, a los que atropellan, abusan, roban y se bañan gacho.