El Mañana

jueves, 27 de febrero de 2020

Sopa del Día
Opinión Sopa del Día

Buenos deseos

30 diciembre, 2019

Es cuestión de
horas para que se acabe un año, una década más para Nuevo Laredo.

Ojalá que el
próximo año, nuestros regidores se propongan ser verdaderos representantes del
pueblo, y no sólo levantadedos que todo lo aprueban sin cuestionar, sin saber
cómo se gasta el dinero de la ciudad, la más rica per cápita de Tamaulipas y de
gran parte del país.

Ojalá que
nuestras fuerzas vivas se pongan bien vivas, deveras, y exijan que el dinero se
invierta bien, que sean contrapeso del poder y no sólo espectadores. Que
fortalezcan a las organizaciones civiles, para que éstas luchen por el bien de
la ciudad.

Ojalá que los
diputados locales sean un verdadero contrapeso del Ejecutivo, que fiscalicen,
que hagan una lucha anticorrupción que tanta falta hace, porque hasta ahora
esas fiscalías estatales solo han servido de adorno navideño, para lucir unas
semanas y luego a la basura.

Ojalá que el
dinero para educación y salud llegue a los maestros que están trabajando, y que
no se desvíen en caprichos de funcionarios, en camionetas blindadas o en
regalos para consentidos.

Ojalá que los
gobiernos locales cumplan con sus promesas, porque el Pueblo jamás olvida.

Ojalá que todos
nosotros, en nuestra medida seamos mejores ciudadanos, más respetuosos de nuestra
comunidad y con nuestros vecinos.

Ojalá, ahora sí,
Nuevo Laredo sea tierra prometida, y no tierra sin ley.

Ojalá…