El Mañana

lunes, 24 de junio de 2019

Los Redactores
Río Revuelto Los Redactores

Bullying imparable

21 febrero, 2019

El bullying en un niño o niña puede tomarse por algunos como un juego, especialmente por quien engendra la violencia; realmente siempre hay un debate sobre qué proporción existe entre quienes están conscientes del daño que causan y aquellos que no.

Recientemente se dio a conocer el caso del pequeño que recibía un mal trato de su maestra en la escuelita Eduardo Mendoza en Villas de San Miguel; esto fue ampliamente condenado por la comunidad, pues si bien es reprochable que entre jovencitos de la misma edad se genere el bullying, se comprende que por la inmadurez la actitud puede ser corregible, pero en el caso de una maestra adulta no hay perdón.

Ahora surge el caso de un pequeño de 5 años que fue agredido por otro de la misma edad, causándole lesiones considerables; según el recuento de los hechos, un kínder de la localidad fue el escenario de la agresión en la que el niño afectado recibió varios puntapiés de su compañero.

La severidad de las lesiones sólo puede implicar una actitud llena de ira, que a tan corta edad sólo puede provenir de la imitación o reacción de un entorno familiar adverso; esto no necesariamente implica a su padre o madre -aunque usualmente así es-, pero en la mayoría de los casos es su núcleo familiar inmediato el que detona esta clase de actitudes.

Este es un foco rojo que debe atenderse a la brevedad, pues un niño de 5 años que no duda en lastimar a su semejante, con el pasar de los años puede aumentar su agresividad.

Según estudios psicológicos, quienes desde temprana edad muestran violencia contra sus mascotas -ya ni se diga personas-, al crecer golpean a sus parejas e hijos.

Ayer a las 3:00 de la tarde se volvieron a realizar ejercicios en el Puente Internacional I con bombas de humo y toda la faramalla que ha caracterizado estas medidas.

Durante ese lapso -de casi 30 minutos- se pausó el tráfico peatonal y vehicular en ese cruce.

En cada ocasión que realizan ejercicios tácticos, graban en video y difunden cómo destinan una gran cantidad de elementos preparados con escudos, armas de balas de pintura, granadas de humo y destello, así como sus formaciones y en general la preparación y presupuesto que tienen para enfrentar alguna incursión, es decir buscan mandar un mensaje a la comunidad migrante para que no intenten nada.

Es algo así como cuando una serpiente mueve su cascabel y enseña sus colmillos para mostrar que puede atacar si se siente amenazada, pero que prefiere no hacerlo.