El Mañana de Nuevo Laredo

Alberto Guerra Salazar

Crónicas Políticas

Alberto Guerra Salazar

24 octubre, 2020

Cabeza, el Congreso local y la danza de los millones



Rigoberto Ramos Ordóñez puso el dedo en la llaga: la bancada parlamentaria de Morena rechaza la pretensión del gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, de reestructurar la deuda pública hasta por 8 mil 400 millones de pesos.

Esto ocurrió en la sesión plenaria de diputados el jueves 22 de octubre, pero la bancada del PAN, integrada por 22 diputados, más algunos del PRI y la del Movimiento Ciudadano, se salieron con la suya.

Así lo informa en su página web, el propio Congreso:

“El Pleno Legislativo autorizó al Ejecutivo del Estado, realizar la reestructuración de la cobertura de las tasas actuales de diversos financiamientos, ya que dichas acciones contribuirán a propiciar un entorno financiero estable y se ahorrarán más de 130 millones de pesos solo en un año.

Luego de analizarse en Comisiones y en el seno de la sesión de este jueves, resultó avalada esta autorización, pues según el Congreso, el beneficio se verá reflejado en la mejora de la tasa de interés de diversas obligaciones de pago contratado por el Estado de Tamaulipas y la ampliación de su plazo.

El diputado Francisco Javier Garza de Coss resaltó que por la emergencia sanitaria derivada del Covid-19, se ha provocado una disminución considerable de las tasas de interés, por lo que estimaron que es buen momento para obtener ahorros significativos en el servicio de la deuda pública, así como para realizar una reestructura de las coberturas contratadas para los financiamientos.

Mencionó que las tasas de interés en su momento contratadas en los SWAP, son de hasta 8.27 por ciento y actualmente se ofertan en un 6.37 por ciento, observándose una importante diminución que permitirá al gobierno del Estado reducir el costo de las coberturas actuales, recayendo en ahorros significativos.

Se dejó claro que con estas acciones, se permitirá al Estado ampliar el plazo de la cobertura de tasa de interés hasta por cuatro años, lo cual generará mayor liquidez a la presente y siguiente Administración, pues disminuye el monto mensual del pago de interés.

Con esta autorización, se podrá acceder a mejores tasas de interés, resultado del diseño de una estructura financiera más sólida de los créditos, en razón de que con este tipo de coberturas se puede obtener una mejor calificación de los créditos, y en consecuencia, lograr mejores tasas de interés y la disminución del costo anual del servicio de la deuda para el Estado.

Las y los diputados locales que dieron su voto a favor, dejaron de manifiesto que la contratación de este tipo de cobertura de tasa de interés, no implica la contratación de financiamiento adicional, y no conlleva a mayor deuda para Tamaulipas, si no por el contrario, da certeza con respecto al pago del servicio de la deuda.

Por estas razones, consideraron que estas estrategias financieras posibilitan un aprovechamiento más eficiente y eficaz de los recursos económicos del Estado, y un manejo responsable y sostenible de la Deuda Pública”, reza en la página web del Congreso.

Pero, el diputado local por Morena, Rigoberto Ramos Ordóñez calificó de inaceptable e irresponsable la reestructuración de deuda pública superior a los ocho mil 400 millones de pesos, sobre todo porque el vencimiento a cuatro años compromete los recursos federales hasta el 2025.

Al hacer uso de la tribuna ante el Pleno del Congreso del Estado, el legislador de Reynosa cuestionó esa reestructura ante la falta de transparencia en la administración pública.

En su posicionamiento dejó en claro que la fracción parlamentaria del partido Morena rechaza categóricamente esa acción, sobre todo porque las decisiones de las finanzas públicas no se debaten, “ni se toman en función de lo que más conviene a la sociedad. Se toman en un pequeñísimo círculo”.

En el Congreso, hizo hincapié, “no existe un debate serio y de altura, debido al sectarismo existente y a la imposición de una perspectiva única… Esto ha hecho que prácticamente las y los diputados de Acción Nacional hayan renunciado a una de las tareas para la que fueron elegidos, justamente la de fiscalizar y vigilar el gasto”.

Rigo Ramos recordó que el 13 de noviembre pasado a la hora de debatir el presupuesto, insistió en incluir criterios de austeridad, los cuales “fueron olímpicamente ignorados”.

“Hoy, dicen que en pos de ampliar la liquidez, están aplazando nuestros compromisos crediticios. Lo que no dicen, es que esa liquidez de hoy, es a costa de proyectos futuros… Liquidez para qué”, cuestionó.

Por eso, dijo, esas acciones les han pegado en las condiciones y la limite”, sentenció.

Por todo esto, reiteró que la fracción parlamentaria de MORENA, se pronuncia en contra de una reestructura de la deuda estatal inadecuada, inoportuna y onerosa para todos.

El legislador fronterizo lamentó que la opacidad en el manejo de la información financiera, deje en los tamaulipecos la sensación de que los diputados del PAN y el jefe del poder ejecutivo, ocultan algo, malicioso.

En sus cuatro años de gestión, Cabeza de Vaca ha contratado deuda pública por casi 10 mil millones de pesos (contando hasta abril de este año), 9 mil 713 millones 211 mil 907 pesos, es la cifra exacta.

Crea más confusión en esta danza de millones de pesos, el destino que ha tenido tal fortuna, pues en ese lapso, el gobernador panista no ha construido obra pública relevante, en ninguno de los municipios.

Otro punto de fricción ocurrió en la misma sesión plenaria, cuando la bancada del PAN armó un tinglado para hacer elegir a a Jorge Ernesto Macías Espinosa, como titular de una Comisión Estatal de Búsqueda de Personas.

De hecho se trata de una reelección, pues el profesionista en leyes se desempeñaba en el mismo cargo, pero ante las críticas de la oposición por sus pobres resultados, le cambiaron el nombre a la Comisión, para que permanezca allí.

Todavía resuenan en el edificio legislativo, las palabras de la diputada local de Nuevo Laredo, Carmen Lilia Cantúrosas Villarreal, que les recuerda a sus compañeros de Legislatura que están traicionando al pueblo de Tamaulipas, porque sirven a los intereses del gobernador del estado, no a los intereses de la sociedad.

Más opiniones de
Alberto Guerra Salazar