El Mañana

jueves, 20 de junio de 2019

Los Redactores
Río Revuelto Los Redactores

Calor literalmente mortal

10 junio, 2019

Es innegable el hecho de que se ha subestimado el poder dañino del calor, que en Nuevo Laredo es intenso y lo que le sigue, de hecho una de las cosas por las que es famosa nuestra ciudad, es por ser calurosa.
Desde algunos días antes ya se había dado a conocer que el sábado sería particularmente caluroso y el pronóstico se cumplió, dos varones fallecieron presumiblemente a causa del temido golpe de calor; todo indicaba que estaban realizando su trabajo, que implicaba estar al aire libre; uno de ellos tenía una cinta de medir en el cinturón. Ambos simplemente se desplomaron.
Ayer por la tarde en el zoológico un niño se deshidrató; sabemos que el domingo es día de convivencia familiar y la mayoría opta por salir a los parques y plazas, el problema es que el horario en que a la ciudadanía quiere salir para combatir el aburrimiento o encierro en casa, es justo cuando el sol está en su punto.
Estar a la intemperie entre las 3:00 y las 6:00 de la tarde -que es cuando la gente más quiere salir- puede ser literalmente mortal y es que si las altas temperaturas no fueran suficiente, en muchos parques y plazas no siempre es sencillo estar en un espacio con sombra donde los niños jueguen y los adultos hagan carne asada. Por citar un ejemplo, el Parque Viveros puede tener áreas con árboles, pero también muchos espacios vacíos, como el lugar donde están los juegos infantiles, que por las tardes deben estar ardiendo, lo que no los hacen ideales para el esparcimiento.
Cuando se dio a conocer el fallecimiento de las dos personas presuntamente por golpe de calor, decenas de comentarios se inclinaron a señalar la necesidad de reforestar la ciudad, pues efectivamente a Nuevo Laredo le hace falta tener áreas verdes.
Es una realidad que los sectores con una buena cantidad de árboles registran temperaturas menos intensas, como lo es el caso de Viveros, Jardín y las colonias del centro, pues en las áreas más antiguas se daba mayor espacio a las casas para que pudieran tener árboles, mientras que en las viviendas de interés social construídas recientemente, el espacio es muy restringido, por lo que no hay lugar para árboles.
Cerca de la Nueva Ciudad Deportiva es el ejemplo perfecto de las colonias que viven temperaturas mayores, pues es prácticamente un desierto de concreto, sin árboles de sombra que les ayuden a mitigar el calor, pues si el termómetro marca 43 grados, tengan por seguro que la sensación debe ser de 45 o más.
Quienes no tuvieron problema para divertirse y combatir el calor fueron tres personas que se metieron a la fuente del monumento a la madre, ubicado en Paseo Colón y Reforma, pues no les importó que no fuera precisamente una alberca para utilizarla como tal y de esa manera refrescarse.

Mal y de malas se vio el personal del Hospital Materno Infantil, como ahora se llama el Civil, pues circula en las redes sociales que una mujer dio a luz en el baño porque se le negó la atención, según por no tener credencial de elector.
Es cierto que hay requisitos y se deben cumplir con cabalidad, pero ¿no es mejor ser más humanizados y de vez en cuando atender a una persona que no está en buenas condiciones?
Imagínense que de pronto llega un hombre al Hospital Civil o el General con un cuchillo clavado en el pecho ¿es buena idea antes de atenderlo pedirle su credencial de elector?
No son pocas las veces que se reporta que en los hospitales no se cumple con la ley de atender a las personas en mal estado de salud y luego ser canalizados a la institución en la que tienen servicio o para la que tienen servicio, hablando de dinero.
Ante todo, la humanidad debería ser la principal razón del trabajo y hasta la existencia en los hospitales y clínicas de salud, no sólo en Nuevo Laredo o México, sino de todo México.