El Mañana

martes, 19 de noviembre de 2019

Oscar Leal
Aventuras del Mantarraya Oscar Leal

Camping en Las Blancas

26 septiembre, 2019

Con el inicio de esta última semana de septiembre decimos adiós al verano y damos por bien recibida a la estación de otoño, la cual se caracteriza por dejarnos ver cómo los rayos del sol pierden fuerza conforme los frentes fríos del norte ingresan a esta región, está por demás dejar asentado que para este su humilde servidor es la mejor estación del año para armar aventuras de pesca, gracias a los climas más templados del otoño que nos ofrece periodos más largos de luz para disfrutar sobre nuestra embarcación.
Sin más que decir y en compañía de los tremendos Genaro y Jesús, nos presentamos en las márgenes de la presa de Las Blancas, el sábado por la tarde con un par de horas antes del ocaso, ingresamos por el sector del canal a todo galope rumbo a las compuertas, donde ya una tercia de kayakistas tenían armado su campamento, pero el aire que mantenía encrespadas las aguas de la presa los obligó a no entrar y pescar en la orilla.
Aprovechando las horas de luz armamos nuestra casa de campaña junto a nuestros vecinos y colocamos la camioneta y embarcación de tal forma que nos cubriera el molesto aire; después de encender la fogata y compartir una buena cena y unas bebidas de cebada con nuestros vecinos kayakeros, prolongamos la charla hasta avanzadas las 10:00 de la noche, antes de pasar a dormir.
Después de una noche agradable y tranquila, apenas dieron las 6:00 de la mañana empacamos la casa de campaña y rompimos filas para ingresar al agua; la tercia de kayakistas nos sigue a distancia prudente y empezamos nuestros lances sobre la pared de la represa, lugar especial para utilizar nuestro señuelos plásticos, lanzándolos sobre las manchas de edrila que se acumulan a lo largo del muro de contención dejando el señuelo caer con una plomada de una onza para poder penetrar la hierba, nos deja saborear un par de capturas.
De ahí nos dirigimos a paso lento con el troleador hacia el área central del vaso, cambiando de señuelos a “ratler-traps”, lo cual nos facilita lances más largos, ampliando nuestra zona de enganches, lo cual nos dejó sumar cuatro descargas de adrenalina más. Ya con la luz plena del sol, nos acercamos a la palizada de la orilla y cambiando nuestros señuelos a “spinner baits” en tono blanco; dirigimos nuestros lances lo más cerca posible de las palizadas para sumar media docena de sabrosos enganches.
Los kayakistas lograron acercarse a un sector de menos profundidad, lo cual les ayudó a duplicar sus capturas, nosotros desde la embarcación con lances largos por más que lo intentamos no superamos el número de enganches, ya para el mediodía sin abandonar el agua, amarraron los kayaks a nuestra embarcación, con la suma de una barra de pan blanco, mayonesa, jamón, aguacate y doritos nos permitieron hacer un receso para armar la comida. Después de mitigar el hambre la pausa se prolongó con una interminable plática que ayudó a sumar tres amigos aventureros a mi lista de wattsapp, dándole una calificación de excelente a nuestro domingo de pesca y camping sobre aguas de la presa Las Blancas.
Cuéntame tu historia
tu ya conoces la mía.
viajesdepesca@hotmail.com

Aventuras del Mantarraya Oscar Leal

Aguanieve