El Mañana

viernes, 19 de abril de 2019

Mauricio Belloc
Selva urbana Mauricio Belloc

¡Chale! Ya chole con Colosio

24 marzo, 2019

Ellos lo mataron, como casi muerto también, hoy está el propio partido asesino, creemos que se trata de un hartazgo popular con un dejo de venganza, una respuesta a tanto crimen emanado de ese instituto político que todos los días asesina a México, con sus raterías y sus infames acciones, ya sea como gobierno federal, o en las administraciones estatales y municipales, así como en las legislaturas o congresos en que esa cofradía ha predominado.

Mal haya lo del 23 de marzo de cada año, desde hace 25, en mala hora acribillaron a otro ser humano, se llame Luis Donaldo Colosio Murrieta o como le hayan puesto sus padres.

Pero la insistencia sobre su muerte, eso de estar repite y repite, sobre todo por parte de sus asesinos (Salinas dijo esa incipiente primavera del 94: “Nos lo mataron, nos lo mataron… lo mataron… Chingada madre… me lo mataron”, cuando que todos conocemos la historia no oficial de todo esto), en verdad que ya chole, como bien dice nuestra muy inteligente raza, cuando se cansa de una misma cantaleta, falsa, sin sentido.

¡CHALE CARNALES CON LO DE COLOSIO!

Nunca serán pagados a satisfacción, ni castigados como se merecen toda esa sarta de crímenes cometidos con el sello y el machote del PRI, por ello es que hoy un país de arriba de 121 millones de ciudadanos, más otros no menos de 12 millones que tuvieron que huir a otros países, nos lamentamos de que con Colosio y exactamente sin él -sin hacer la mínima diferencia-, esta, la nuestra, sea una tierra tan rica, pero con un pueblo sumamente pobre, con casi la mitad viviendo en precarias condiciones, pese a tenerlo todo.

Queda de lado, pues ya no importa algo no ocurrido y por ende, sale sobrando, lo que hubiera hecho Colosio en el poder.

Pero en 90 años, los “Colosios” que se han encumbrado en el Partido Revolucionario Institucional, han hecho exactamente lo mismo. Robarnos, hundirnos, avasallarnos, saquearnos, asesinar a nuestra gente y quitarse estorbos del camino, para así conseguir sus riquezas de ellos, los pocos que sí llegaron hasta arriba.

México -con Colosio y sin él- no se ha logrado debido en mucho o casi todo, a los bandidos del PRI.

Con tantos puertos aduaneros, intercambios comerciales internacionales, playas, costas, pesca, sierra, bosques, maderas, agricultura, ganadería, minería, metales y piedras preciosas y casi toda la tabla química de elementos, están bajo nuestra tierra o incluso a suelo abierto y ni qué decir del petróleo, gas, combustóleos, carburantes y otras energías, todo, absolutamente todo. Y ni con la inteligencia, el valor y las ganas de destacar de nuestros ciudadanos, no se ha podido salir adelante como debiéramos, México no para de ser pobre, con Colosio o sin él, pero por culpa de los amigos contemporáneos de éste, los de antes que ellos y muy posiblemente los que lo hubieran sido en el futuro.

Así que ya estamos cansados de la versión moderna del cuento de La Llorona, pues lo de Luis Donaldo Colosio Murrieta, ya no vale la pena -sólo sirve para que su caso no se vuelva a repetir-, porque ni al PRI, ni a México le cambiará la vida, la suerte y el futuro.

Por principio de cuenta -independientemente de que ellos lo aniquilaron-, nunca sabremos si hubiera sido algo bueno, porque el hubiera no existe y parece que en nuestro país, ¡mucho menos!

Además volviendo a ellos, a los priistas, viniendo de ellos, no creemos ni en lo bendito, tal vez si hubiera -otra vez el hubiera- asumido la presidencia ese hombre, se habría o lo habrían torcido los que lo rodeaban.

Posiblemente habría seguido el camino de todos los suyos, de los canallas y bribones de su partido, pero no lo sabremos nunca, sólo diremos que así han sido todos los que han desfilado y muy difícil sería asegurar que él no hubiera formado parte de ese montón.

Lo suyo es sólo nostálgico, precisamente porque no está aquí y no se sabe qué pudo haber hecho, eso es todo por cuanto toca a LDCM.

Pero México en los últimos 100 años (en 1917 con la promulgación de la Constitución se supone que acabó la Revolución, pero no es así, incluso en 1923 fue asesinado Pancho Villa y para ese entonces, el país todavía no se asentaba del movimiento armado, de la refolufia, de andar en la bola), ha tenido un cáncer de 90 aciagos y desgraciados años, llamado liderazgo del PRI.

Y ahora que perdieron el poder nacional y lo mismo están bajando en las entidades, es con el petate del muerto del sonorense de Magdalena de Kino, como quieren seguir vivos.

Así que no se vale para los asesinos de Colosio, el querer usarlo de estandarte, cuando que ellos fueron los que le dieron mastuerzo.

ALGO PARA RECORDARLE

De este malogrado político y ser humano, nos deben quedar algunas de las frases que él acuñó, que no dejan de ser mero romanticismo en lo político, por tratarse de algo que no pudo ser aplicado por él mismo y no lo pudo, porque Salinas y cómplices en un sistema, se lo evitó matándolo.

“Veo un México con hambre y con sed de justicia. Un México de gente agraviada por las distorsiones que imponen a la ley quienes deberían de servirla. De mujeres y hombres afligidos por abuso de las autoridades o por la arrogancia de las oficinas gubernamentales”, esa es la más famosa de él.

Otra que nos gusta de Colosio: “La pobreza no puede ser destino”, igual que: “Sabemos que el origen de muchos de nuestros males se encuentra en una excesiva concentración del poder”; “La violencia no puede ser ni método ni fin”; “Encontramos comunidades con limitaciones, campesinos que aún esperan la superación de los rezagos históricos”; “La plena expresión de las libertades se alcanza cuando el hombre decide entre opciones”; “La más grande de las injusticias es la carencia de oportunidades”.

Y finalmente: “México no quiere aventuras políticas, ¡México no quiere saltos al vacío! ¡México no quiere retrocesos a esquemas que ya estuvieron en el poder y probaron ser ineficaces! ¡México quiere democracia pero rechaza su perversión: la demagogia!”.

Finalmente, este sábado fue estrenada en Netflix, la serie sobre Colosio, vimos el primer capítulo la noche del sábado, no podemos opinar aún, hay que seguir viéndola hoy, dos o tres capítulos, cuando menos.

Feliz domingo.