El Mañana

lunes, 21 de octubre de 2019

Sopa del Día
Opinión Sopa del Día

Ciudades violentas, en México y EU ¿es hora de frenar la venta de armas?

5 agosto, 2019

Con una diferencia de días, ocurrieron dos hechos significativos.

El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, dijo que siete de cada diez atentados y homicidios que ocurren en México son realizados con armas de fuego provenientes de Estados Unidos.

Varios de los estados mexicanos fronterizos con Estados Unidos tienen las ciudades más peligrosas, con la mayor cantidad de homicidios en el mundo. El primer lugar lo ocupa Tijuana, en Baja California, y en cuarto lugar está Ciudad Victoria, Tamaulipas. Por supuesto, aparecen Ciudad Juárez, Reynosa y otras comunidades mexicanas sacudidas por las constantes balaceras. Y no, no sólo hay ciudades mexicanas, también hay al menos cinco metrópolis estadounidenses entre las más peligrosas del planeta, entre ellas San Luis, Baltimore, Nueva Orleáns, San Juan y Detroit, como lo documentó USA Today.

Este sábado, ocurrió otro atentado en Estados Unidos. Un joven llegó a un centro comercial en El Paso, Texas y disparó contra la multitud. Mató a más de 20 personas y dejó heridas a decenas. Estos asesinatos al azar también son recurrentes, particularmente en EU… ¿Recuerda usted el atentado en Las Vegas, donde un tirador disparó contra la multitud? Seguramente supo de la masacre en una iglesia de Texas hace apenas dos años, que era considerada la peor de su historia.

“El 5 de noviembre de 2017 se produjo un tiroteo en la First Baptist Church de Sutherland Springs, un pequeño pueblo de 500 habitantes a unos 40 km al sureste de San Antonio. Un hombre armado entró en la iglesia a las 11:30 de la mañana y empezó a disparar. El tirador murió después de una persecución con la policía a través del condado de Guadalupe, Texas. El perpetrador fue identificado como Devin Patrick Kelley, de 26 años.

“En el tiroteo murieron 26 personas y otras 20 fueron heridas. De los fallecidos, 23 murieron en la iglesia, dos afuera y uno en el hospital. El rango de edades de los fallecidos va entre 18 meses y 77 años. Siete niños, entre ellos la hija del pastor Frank Pomeroy, de 14 años y una mujer embarazada, se incluyen entre los fallecidos. Entre las víctimas se encuentran Lula White (71 años), abuela de la actual esposa del tirador, y una familia completa”, según recuento de Wikipedia.

Este sábado, se repitió otra masacre en El Paso, Texas, que quizá supere a la del 2017, debido a la gran cantidad de heridos graves.

Hay grupos que han propuesto una estricta regulación en la venta de armas en Estados Unidos.

La facilidad en la compra y venta de armas ha tenido un costo humano muy elevado, tanto para México como para nuestros vecinos en EU.

Niños, familias, abuelos, mujeres y hombres inocentes han fallecido y dejado un gran dolor a sus familias y comunidades.

Es ya momento que se regule la venta de armas y se prevengan esas masacres que han lastimado a miles en nuestras comunidades en ambos lados de la frontera.

¿Usted qué opina?