El Mañana

martes, 18 de junio de 2019

Los Redactores
Río Revuelto Los Redactores

¿Coincidencias?

26 marzo, 2019

Ya parece necesario evaluar la Carretera Nacional pues en menos de una semana se han registrado al menos cuatro accidentes fuertes que han paralizado la vía, pero sobre todo porque en éstos se han perdido dos vidas.

Todos estos percances de sur a norte y en un rango de apenas 10 kilómetros que ya fueron rehabilitados, es decir que el pavimento es nuevo y está aparentemente bien nivelado, por lo que no hay baches u otras condiciones que pudieran ser señaladas.

Esto debe ser analizado cuidadosamente, pues es un rango muy corto de tiempo y un tramo muy específico en donde se están perdiendo vidas humanas.

Ayer tocó el turno a un hombre que regresaba a Texas proveniente del interior de la república con su familia, pero quedó sin vida a un lado del camino.

Los pequeños migrantes son en quienes debemos pensar en el tema de los apoyos para los albergues de la localidad, pues ya se estiman por centenares en la ciudad, por citar un ejemplo, la Casa AMAR que tiene constantemente más de 300 personas, al menos la mitad de éstos son menores de edad.

Primero el Municipio -por subirse al tren- fijó la postura de que no daría ni un peso para los migrantes, ahora dicen que los están ayudando y pretenden verse solidarios.

Los neolaredenses son solidarios y por esa razón es momento de volver a ayudar, pues hasta hace unos meses cuando los albergues no rebasaban su capacidad, los apoyos llegaban a borbotones, pero ahora que más se necesita es cuando ha disminuido, todo a raíz de que se viralizó el video en que presuntamente una mujer de Honduras desprecia un plato de frijoles, pues -montado o no- esto derivó en la indignación de los mexicanos en todo el país y según nos comentan los pastores de los albergues, la ayuda se redujo considerablemente “de la noche a la mañana”.

Lejano puede sonar el reporte de Mueller que a la opinión pública representaba el instrumento de la destitución de Trump, pues para muchos era evidente que se demostraría colusión y vínculos entre Rusia y el presidente estadounidense.

El resultado fue una profunda decepción generalizada, definitivamente la mayoría tomaba como un hecho que se formalizarían cargos por esa presumible colusión, ahora en el Congreso se plantea la posibilidad de iniciar de nuevo la investigación para llegar hasta las últimas consecuencias.

Esa decepción fue extensiva obviamente a todos aquellos que están cansados de la gestión y posturas de Donald Trump que de alguna manera lo han perfilado como un villano para muchos segmentos alrededor del mundo.

Los analistas reflexionaban sobre el impacto de que sus acciones no estén teniendo consecuencias, algo considerado -obviamente- muy injusto por propios y extraños.

Trump se ha distinguido por predicar malos ejemplos, uno de ellos es el racismo, pues no es coincidencia que durante su gestión se hayan disparado los crímenes de odio y los grupos de supremacía blanca que se manejaban con discreción han sentido la confianza de resurgir y hasta tener apariciones públicas como nunca antes, aunado que a que todos ellos manifiestan su apoyo, no a la figura del presidente, sino Trump en específico.