El Mañana de Nuevo Laredo

Los Redactores

Río Revuelto

Los Redactores

27 mayo, 2020

Colapsan las calles… otra vez



Cada vez que hay un pronóstico de tormenta o mucha lluvia por las noches y madrugadas, los ciudadanos por mayor temor que al Covid-19 se quedan en casa.

Si a algo le temen los neolaredenses es precisamente a las lluvias, pues las malas experiencias y hasta pérdidas materiales derivado de esto han sido muchas.

El tema central no es el fenómeno meteorológico, pues en otras ciudades llueve igual o peor y no ocurre lo mismo, y para ejemplo está Laredo, Texas, registró incluso más precipitaciones, pero no se presentaron deslaves ni socavones con la lluvia de la noche del lunes.

Aquí el problema es la corrupción y de ahí se derivan todos los problemas; comenzando por la mala calidad de las obras, pues esto provoca que a la vuelta de algunos meses o años éstas sucumban ante fenómenos que deberían resistir, como en el caso de las lluvias.

Otra de las consecuencias de la corrupción es la autorización de construcciones en áreas de riesgo, en Nuevo Laredo, todas las colonias que están en áreas de influencia de arroyos o el mismo río Bravo forman parte de un estudio que en su momento emitió la CILA, recomendando al gobierno municipal que no permitiera edificar.

Derivado de todo esto, tenemos colonias como Los Fresnos que cada vez que hay lluvias pronunciadas se desborda el canal y se mete el agua a las casas, razón por la que sus residentes temen cuando el pronóstico es severo.

Ayer acudimos con un grupo de vecinos de la colonia 150 Aniversario, que no sólo tuvieron un metro de agua y lodo dentro de sus casas, sino que con esta inundación perdieron al menos 10 autos, uno de ellos un taxi que era el instrumento de trabajo de uno de ellos.

Esto último, además de las lluvias, tiene que ver con la construcción de un muro de parte del dueño de un predio, éste obstruye el flujo natural del agua, actuando como una represa que a su vez genera ese gran estancamiento que puso en peligro a los vecinos del sector.

Por si esto fuera poco, la vida de un pequeño niño estuvo en riesgo por este extraordinario flujo de agua, afortunadamente actuaron a tiempo para rescatarlo y evitar una tragedia.

Este escenario no es privativo de la 150 Aniversario, pues en otras colonias populares de la ciudad se replicó la problemática de inundaciones y pérdidas materiales que ninguna autoridad repondrá.

Una sospecha de muchos ciudadanos es que todo esto de los socavones, especialmente el de la Carretera Aeropuerto, se aprovechará para hacer algunos trabajos bien cobrados con su respectivo diezmo, pues se trata de obras mayúsculas que llevarán varios meses y difíciles maniobras para ejecutarse.

Más opiniones de
Los Redactores