El Mañana

domingo, 18 de agosto de 2019

Miguel Rodríguez Sosa
Pasadizo Secreto Miguel Rodríguez Sosa

Comapa y su eterno problema con el agua

26 abril, 2019

En el periodo municipal 2002-2004 en ese tiempo en funciones como alcalde José Manuel Suárez López, y dentro de su Plan Municipal de Desarrollo publicado en el periódico oficial con fecha 30 de abril del 2002, propiamente en el rubro de agua potable, ahí indicaba que la Comapa (Comisión Municipal de Agua Potable y Alcantarillado) era la única responsable en la tarea de distribuir agua potable en esta localidad; a unos días de que se cumplan 17 años de esta confirmación oficial, la mayoría de los neolaredenses de esa responsabilidad, tan sólo han visto el reflejo de una pésima Comapa y su eterno problema con el agua.

Sistema de Agua y Saneamiento (SAS) era la que en otras épocas los neolaredenses tan sólo conocían, por lo mismo sabían que tanto su organización de trabajo, como todos los procesos para la potabilización de dicho líquido para el consumo o uso, estaba a cargo de ellos, por lo mismo era autosuficiente tanto en equipos como en personal, pero se distinguía algo más importante, esa independencia de otras entes tanto estatales como municipales que la sometieran o asfixiaran, que la utilizaran para otros fines, que se aprovecharan de su actividad.

Según información generada en el inventario nacional de plantas municipales de potabilización y de tratamiento de aguas residuales 2015, para la potabilización del agua Nuevo Laredo tiene registradas tan sólo dos plantas, la Nuevo Laredo y la Sur-Oriente, y para el proceso de tratamiento de aguas residuales refleja en dicho informe cuatro, la Norponiente, la Nuevo Laredo, y dos ancladas, la Valles Anáhuac y Oradel.

Cierto es que la cultura del agua no ha sido tan bien absorbida por la mayoría de los neolaredenses, al verse que día a día y por décadas la Comapa como principal abastecedor no cumple eficientemente con los estándares requeridos en cuestión de manejo y traslado de dicho líquido hacia la población en general, al estar generando bajo su propia operación, pobres programas de modernidad, pobres trabajos de rehabilitación y mantenimiento, pobres redes de distribución.

No es por demás recordar que a mediados de los años ochenta de una forma arrebatada e irresponsable se interconectaron las redes pluviales con las sanitarias para el desalojo de las aguas negras, esto para evitar una inversión ya más que necesaria y justificada sobre el tendido de colectores en ese tiempo existente; optándose por lo más fácil y aun contándose en esa época con los recursos económicos, con el tiempo suficiente y la proyección a futuro; cosa que vino a repercutir a mediados del año dos mil en un mayor costo económico y molestias a todos los neolaredenses para apenas y parcialmente corregir esas pésimas decisiones.

En otros tiempos la mayoría de las quejas en contra de la Comapa de Nuevo Laredo, eran dirigidas a través de los distintos medios de comunicación, los que, con veraces reportajes, fotografías daban cuenta de los pésimos trabajos, de la pobreza de materiales usados para rehabilitar sus líneas de distribución.

Pero con la apertura del internet, hoy más que nunca, esa falta de responsabilidad, ese escaso compromiso para con la ciudad en cuestión de suministro y saneamiento del agua, es más que evidente; al verse que ahora no tan sólo se siguen utilizando los medios de comunicación para externar esas fallas, sino la mismísima página de Comapa, al dar cuenta sus propias redes sociales de infinidad de quejas, de esa irritación generalizada por el servicio recibido.

Lo peor, que la misma Comapa la utiliza para estar desplegando comunicados de una manera constante por la suspensión del servicio de agua, por infinidad de motivos, generando entre los usuarios no esa gratitud, sino esa clara molestia, externando y de inmediato esa vergüenza de servicio.

Porque la ciudadanía de Nuevo Laredo tiene que seguir viendo, enterándose y padeciendo de sus constantes deficiencias, por cierto, nada justificadas al ser ese generador de recursos para su propia autoadministración.

Por qué la ciudadanía de Nuevo Laredo tiene que seguir sufriendo con la interrupción del servicio del agua, por qué esa falta de equipo alterno para reemplazar esa vieja y cansada bomba de captación o bombeo, ese tablero o sistema electrónico obsoleto y añejo.

Por qué la ciudadanía de Nuevo Laredo no tiene acceso a esos informes, videos y fotografías de lo que hicieron, así dar oportunidad a los profesionales, a expertos conocedores el confirmar, cuestionar o aprobar su trabajo, la calidad de las refacciones, válvulas o cuanta cosa ahí instaladas.

Otro aspecto que la mayoría de la ciudadanía no asimiló, fue el hecho de haberse nombrado a un director general foráneo, cosa que, en verdad inquietó, que puso en duda si aquí en Nuevo Laredo no existía una persona con el suficiente conocimiento, con la capacidad para administrarla, o de plano el entender del porqué de tanta ingerencia e interés del gobierno estatal, del municipal sobre esta mal llamada comisión.

Según la página oficial del Banco de Desarrollo de América del Norte conocida como Nadbank, en el rubro de proyectos en Tamaulipas, Nuevo Laredo aparece como uno de los que más licitaciones y proyectos realizados se han agenciado, obras que van desde mejoras al sistema de agua potable y alcantarillado, proyecto integral del alcantarillado pluvial, mejoras al sistema de alcantarillado sanitario-desconexiones al drenaje pluvial, lo que inquieta, pues a pesar de tantas y tantas obras y créditos, curiosamente día a día en esos aspectos se está peor.

Hace un mes y precisamente dentro de los festejos del Día Mundial del Agua, la Comapa anunciaba una nueva licitación para la eliminación de descargas a la cuenca del arroyo El Coyote, crédito millonario a fondo perdido que el Nadbank estudia el otorgar.

Será por eso mismo que tanto el arroyo El Coyote como el mismo Laguito están en completo olvido, dando pésima imagen, pestilencias a sus paseantes, a sus visitantes, cercanos residentes, quizás todo para motivar esa aprobación de proyectos del Nadbank, si no es así, entonces justo es que se informe al pueblo qué está pasando con este asunto.

Será por eso mismo que periódicamente existen “cortes de agua”, deficiencias sobre su misma distribución, de su saneamiento, de sus líneas de captación, de su mantenimiento, quizás todo para motivar esa aprobación de proyectos del Nadbank, si no es así, entonces justo es que se informe al pueblo qué está pasando con este asunto.

Cierto es que si anuncian cortes de agua, programas de apoyo para el saneamiento del Laguito y su arroyo, pero no anuncian quiénes son los que generan ahí esas descargas, el porqué de esas constantes y repetitivas reparaciones y mantenimientos.

Quizás para la mayoría de los neolaredenses el hecho de soportar esos continuos cortes de agua, hundimientos por colapsos de tuberías, colectores, falta de drenajes, falla en las plantas de bombeo, falta de equipos alternos, entre muchas otras deficiencias, estén considerando y por todo lo que les trae esto, como una “maldición”, en consecuencia, a Comapa como ese generador de “agua maldita”.

Quizás para la mayoría de los administradores del agua local, el hecho de mantener esos continuos cortes de agua, hundimientos por colapsos de tuberías, colectores, falta de drenajes, falla en las plantas de bombeo, falta de equipos alternos entre muchas otras deficiencias, estén considerando y por todo lo que les trae esto, como una “bendición”, en consecuencia, a Comapa como ese generador de “agua bendita”.