El Mañana

jueves, 27 de febrero de 2020

Luis Pérez-Benítez
En directo Luis Pérez-Benítez

Cómo frenar el tráfico de armas a México

17 diciembre, 2019

En nuestra entrega de la semana pasada hablamos del
importante trabajo de investigación especial preparado por nuestro Cónsul
General Mexicano en Laredo, Texas, Juan Carlos Mendoza Sánchez y Fabián Medina,
Jefe de la Oficina del Secretario de Relaciones Exteriores de México, para
Tiempo de Laredo, en el sitio LMTonline, dentro del cual se aborda entre otros,
el delicado tema del tráfico de armas a México y de cómo Estados Unidos y
México podrían trabajar y coordinarse para resolverlo, cuyo contenido completo
puede consultarse en   el sitio
https://www.lmtonline.com/lmtenespanol/article/Detener-el-tr-fico-de-armas-a-Mexico-14890479.php
.

Los autores indican que “Mientras los flujos de drogas y
migrantes desde México hacia Estados Unidos se han disminuido alrededor de un
70%, producto de la cooperación mexicana, el flujo de armas ilegales de ese
país hacia México continúa. Fuentes oficiales mexicanas revelan que tan sólo
entre diciembre de 2018 y octubre de 2019, se han asegurado 7,432 armas, todas
ellas provenientes de Estados Unidos, entre las que destacan las de alto
calibre por su mayor capacidad para causar daño.

“Entre los detenidos por tráfico de armas se encuentran
estadounidenses que las adquirieron en tiendas autorizadas y las introdujeron a
México por vía terrestre. Estados Unidos tiene derecho soberano de ejercer sus
leyes en su territorio y sus ciudadanos el derecho constitucional de adquirir
armas, ni quién lo cuestione. Lo que demandamos los mexicanos de Estados Unidos
es que reconozca su corresponsabilidad en el tráfico ilícito de armas
estadounidenses hacia México, como condición sine qua non para debilitar el
poder de fuego del crimen organizado”, enfatizaron.

 Y agregan Juan Carlos
Mendoza Sánchez y Fabián Medina que “Es el momento de sumar voces a favor de la
restauración de la legislación derogada en 2004 que prohibía la producción,
transferencia o posesión de armas de asalto y de rifles semiautomáticos para
uso civil —The Public Safety and Recreational Firearms Use Protection Act or
Federal Assault Weapons Ban, AWB, por sus siglas en inglés-. Desde entonces
somos testigos de asesinatos en Estados Unidos perpetrados por menores de edad
que han acribillado a niños y niñas en su escuela, o ataques masivos de
individuos que compran sin restricciones armas de venta pública. Bajo esta
laxitud, las organizaciones criminales trasnacionales también han podido
disponer de un enorme poder de fuego, que afecta tanto a México como a nuestro
vecino del norte. En octubre de 2018, una encuesta del Pew Research Center
reveló que seis de cada diez adultos en Estados Unidos están a favor de
endurecer la legislación sobre armas, y que el 47% de los adultos considera que
habría menos tiroteos escolares si se regulara más su uso. De igual forma,
concluye que tanto demócratas como republicanos coincidieron en que hay que
reforzar medidas para impedir la venta de armas a personas con problemas
mentales, o que estén registradas en listas de observación gubernamental”.
Problema delicado que las dos naciones tienen que resolver en forma conjunta.
Hasta pronto.