El Mañana de Nuevo Laredo

Los Redactores

Río Revuelto

Los Redactores

31 julio, 2020

Comoquiera cobran cuotas



Personal médico y de enfermería de los hospitales locales participó en un conmovedor video en el que revelan lo difícil que fue para ellos haber sido portadores del Covid-19.

La mayoría de ellos manifestó que sus principales preocupaciones no eran tanto por ellos mismos, sino por sus semejantes, particularmente sus familias.

Es importante que los ciudadanos vean este video corto, pero contundente, en el que se muestra el lado humano de aquellos que luchan en la primera línea contra el coronavirus, sus temores y sacrificios.

Escuchar cómo se les quiebra la voz y brotan las lágrimas, debería ser suficiente para que como sociedad entendamos que el Covid-19 es real y que el sacrificio de algunos en ocasiones parece en vano, pues se observa de manera frecuente cómo muchos no lo toman en serio, realizan fiestas multitudinarias e interactúan diariamente por doquier sin acatar las medidas más básicas como el lavado de manos o el uso del cubrebocas.

En el testimonio grabado de los médicos y enfermeros de ambos sexos, se percibe su angustia cuando relatan con su voz “quebrada” lo que sienten al no poder ver a sus hijos por temor a contagiarlos, platican también sus miedos de ser estigmatizados por sus compañeros y la sociedad en general, así como de recibir alguna clase de agresión, como ha ocurrido en otras partes de México.

Bien o mal, las cuotas escolares son necesarias en circunstancias normales, pues existen muchas necesidades que subsanar, desde material didáctico hasta de limpieza para los salones y las actividades que se realizan con los alumnos, pero si no van a estar de manera presencial en las aulas, pues no tienen sentido.

Por esta razón fueron prohibidas, pero algunas mesas directivas de las sociedades de padres de familia parecen estarse aferrando por diversas razones a exigir este recurso, que no siempre está en las posibilidades de todos y menos en esta temporada de pandemia que ha traído crisis económica y desempleo a una considerable parte de la sociedad.

Algunos padres se han atrevido a señalar -tal vez con conocimiento de causa, tal vez como conjetura- que  esto se debe a que con frecuencia se utilizan esos recursos como “caja chica” para efectos personales, claro, supuestamente reponiendo después del dinero, pero finalmente disponiendo de un recurso que no les pertenece. Por ahora y hasta que no exista un regreso a clases presenciales no debe haber cobro alguno de las cuotas escolares e incluso cuando se den las condiciones para un retorno a las aulas, no podrá condicionarse la educación de los alumnos si sus padres no tienen las posibilidades de solventar estas cuotas, obviamente, estamos hablando de las escuelas públicas, pues las particulares pueden cobrar lo que los padres estén dispuestos a pagar por la educación de sus hijos.

Más opiniones de
Los Redactores

23 septiembre, 2020

Estado: mudo, sordo y ciego

22 septiembre, 2020

Se fue el Dr. Eloy Roche

21 septiembre, 2020

Elefante blanco en camino

19 septiembre, 2020

Abren parques sin medidas

18 septiembre, 2020

Ahora hasta el 21 de octubre

17 septiembre, 2020

¿Reabrir todo?