El Mañana

viernes, 19 de abril de 2019

Víctor Manuel Ordóñez
Contra viento y marea Víctor Manuel Ordóñez

‘Como siempre’

27 enero, 2019

La Liga Mexicana de Beisbol ha entrado en una etapa difícil de aceptar, toda vez que en su temporada 94 viene con una serie de altas y bajas deportivas y administrativas, todavía no es tiempo que tenga una estabilidad aceptable en cuanto a equipos, plazas y otros problemas de este deporte, negocio que ya entrando en la ancianidad. En este enero del 2019 todavía les falta un equipo por confirmar y no pueden hacer el rol de juegos oficial de la temporada, toda vez que tienen campeonatos fuera del país que se requieren que sean nacionales los participantes.

Los Tecolotes de los Dos Laredos quienes hicieron su debut como equipo que por primera vez jugaba en dos países en 1985, la temporada del 2018 volvieron a jugar en ambos Laredos en dos torneos, que a alguien de la Liga se ocurrió para hacerle la competencia al futbol, pero que definitivamente no funcionó y esta temporada vuelven a su cauce natural un campeonato corrido de abril a octubre.

Esta Liga como cualquier negocio-deportivo ha tenido muchos altibajos y más desde que se les dio entrada a algunos gobernadores o presidentes municipales de algunos puntos de la República, quienes algunas veces tomaban decisiones sin estar en algún cargo oficial del equipo; parece que esto está desapareciendo del panorama, ahora hay más directivos que como empresarios tienden a hacer las cosas como deben ser, una institución comercial de espectáculo de beisbol.

Después del experimento anterior se anunció que cuatro equipos dejarían de participar por diferentes motivos. León, Rieleros, Generales y Unión Laguna avientan temporalmente la “toalla”. Alguien por ahí les dijo que era muy difícil aceptar este movimiento porque de 16 bajar a 12 no se interpretaba como un circuito serio y con futuro. Bueno vino el invierno y las juntas anuales de Ligas Menores, convenciendo a los que huían para que se reincorporaran al campeonato 2019; más tarde se supo que Unión Laguna estaría fuera porque alguien no le cumplió sus compromisos y hasta esta fecha tenemos en el aire al equipo número 16.

Por lo que respecta a los Tecolotes, hace días el gobierno local firmó un convenio por un año más de apoyo con la única diferencia que se jugaría en el parque La Junta. Esto conmovió a los que conocemos de este deporte, principalmente por el tiempo disponible para hacer muchos arreglos que requiere ese sitio para jugar un beisbol categoría AAA, desde gradas, terreno de juego, sanitarios, dugout y otras obras más simples; creo que se llevan más de los dos meses disponibles y sería un caos que como la temporada pasada los Bravos de León y los Generales de Durango anduvieron el primer mes jugando las series como locales en otros sitios que no les correspondía.

Ojalá me equivoque, pero estamos en esta situación muy difícil (aquí podría darse el caso de que los juegos que le corresponden a Nuevo Laredo los jugaran en Laredo, Texas y así salen ganando porque hay más de donde cortar en el estadio Uni-Trade que en La Junta o en el Estadio Nuevo Laredo.

Que Dios apoye a los directivos para hacer su campaña y a todos que nos dé Salud, Amor y Paz. Hasta siempre…