El Mañana

lunes, 20 de mayo de 2019

Luis Pérez Benítez
En directo Luis Pérez Benítez

Costo económico por cierre parcial de aduanas

14 mayo, 2019

De acuerdo con un artículo publicado recientemente por Ray Perryman, Presidente y Director Ejecutivo del grupo Perryman y profesor distinguido de teoría económica en el Instituto Internacional de estudios avanzados, todos los días cruzan casi 2 billones de dólares en productos la frontera entre México y Estados Unidos. El volumen del comercio ha crecido considerablemente a más del doble en los últimos 20 años y en un 55 por ciento entre los años 2010 y 2018.

A principios del año 2019, en medio de una intensa guerra comercial permanente de Estados Unidos con China, México surgió como el mayor socio comercial de Estados Unidos y así millones de camiones cruzan la frontera cada año, pero los retrasos por la aparente falta de personal de aduanas del lado americano, están causando graves problemas logísticos, reduciéndose la eficiencia de manejo de importación y exportación, lo que podría costar a la economía estadounidense la pérdida de miles de millones de dólares en la producción y cientos de miles de empleos, si la lentitud persiste en la frontera.

Según Ray Perryman, han analizado el total pérdidas económicas asociadas con la desaceleración de la frontera, basados en evidencias recientes, llegando a la conclusión que si estos problemas continúan por más de tres meses -resultando en una reducción de un tercio en el comercio a través de puertos de entrada fronterizos- el costo para la economía de Estados Unidos será de más de 69 billones de dólares en productos y la pérdida de 620 mil puestos de trabajo.

Siendo el estado de Texas el mayor exportador e importador de los Estados Unidos, es particularmente afectado por la desaceleración aduanera. De hecho, el estado de Texas es responsable de alrededor del 35 por ciento de todo el comercio con México, por lo que se estima que si el aumento de retrasos y problemas estructurales continúan, las pérdidas para el estado de Texas, totalizarían casi 32 billones de dólares en productos y la pérdida de casi 293 mil empleos.

Así, esta lentitud aduanera representaría para Texas una caída del 9.5 por ciento en su producción y un 9.8 por ciento en su empleo, incluyendo interrupciones importantes en logística local y la reducción de ventas al por menor. Las economías de los Estados Unidos y México están entrelazadas en beneficio de ambas naciones. De hecho, facilitar mayor integración daría lugar a más crecimiento en ambos lados de la frontera. Por el contrario, los retrasos en la frontera pueden causar pérdidas de miles de millones de dólares en productos, servicios y empleos, por lo que sin duda alguna, resolver estos problemas es del interés mutuo de los Estados Unidos y México. Aún es tiempo de corregir. Hasta pronto.