El Mañana

domingo, 18 de agosto de 2019

Mauricio Belloc
Con el Mazo Dando Mauricio Belloc

“Cuando el destino…

25 abril, 2019

…Nos alcance”. Así se llama una película hollywoodense de 1973, nos la hemos chutado dos o tres veces. Fue ambientada en el “lejano” año 2020 (ya a tiro de piedra). Es una producción con elenco perrón, unas actuaciones magistrales, entre otros, Charlton Heston y Edward G. Robinson (dos monstruos del cine). Pues bien, guardando toda proporción, aterrizándola en Mexicalpan De Las Tunas y cambiándole un poquito el guión, tenemos en el terruño, un panorama más gacho, unas escenas tan hojaldres como las de aquella “movie” gabacha. Neta que da mello.

HASTA EL TRONCO

Aquí les va una listilla de las cosas por las que decimos anterior. Nos han invadido los africanos, los cubanos, los venezolanos, tenemos gente de Pakistán, Bangladesh, India, China, Brasil, Venezuela, Ecuador, Haití, República Dominicana, Nicaragua, Guatemala, El Salvador, Honduras y del sur de nuestro propio país, tratando de tirar pa´l norte. Y como los gringos tienen la puerta cerrada, ya que se la viven como cadenero o sacaborracho de antro fino, es decir, se reservan el derecho de admisión, pues resulta que nosotros en la frontera norte mexicle, nos las estamos viendo -ahora sí que sin mentir- pero que si bien ¡negras! Para capotear todo este asuntacho.

Y ECHALE OTRO Y OTRO MÁS

En Chiapas, Tabasco, Veracruz, Puebla, el centro del país y por doquier, en todos los albergues religiosos y los no religiosos -pero igual de gaviotones-, ya no tienen cabida para ningún humano más, están hasta los pelos. ¿Qué significa eso? Que peor tantito para los estados del norte, pues la gente viene más desesperada, más hambrienta, más enferma, allá no les pararon ni el mal, ni tampoco les saciaron el apetito, para que vinieran más lanitos, algo lisitos, vienen bien afectados. Vienen álgidos y al rato van a estar violentos, porque uno se acostumbra a todo, menos a no tragar.

NI CÓMO TIRARLES LA ESQUINA

O sea, que al pobre perro pulgoso no le cabe una garrapata más. Acá ni empleo, ni tampoco un mendrugo que darles, peor para ellos, pero más gacho para nosotros, que queriendo y no, vamos a pagar sus carencias y sus estados paupérrimos de miseria, de pobreza, de hambre, de enfermedad ¡y de desesperación! Ni un hospital para sanarlos, pues ya vimos cómo están los nosocomios Generales y Civiles en cada pueblo, trabajando con las uñas.

NI PARA NOSOTROS

Ni se digan el ISSSTE y el IMSS que es medicina pública solo para los mexicanos, pero aunque quisiéramos atenderlos ahí, tales instalaciones se están cayendo a pedazos y con cero medicinas, falta de médicos, de enfermeras, aparatos y tecnología para tratar a nuestros enfermos.

Cuanti menos para los ajenos, los fuereños, los masiosares o solovinos. Reprobados estamos en medicina y salud pública en este país, ven nada más a nuestra jodida ciudad, estamos ¡del cuás!

NO EXAGEREICHON

Alguien dirá que nos estamos bañando bastantito, que le exageramos tres rayitas al estado actual de las cosas. ¿Será? Vean Tijuana y Juárez, Piedras Negras y Acuña, Reynosa y Laredo. ¿Cuánto vamos a tardar en ver a toda esa gente de Extranjia, enfundados en las camisolas de otros equipos que no juegan en la Liga de la Decencia y en el campeonato del Fair Play? Y ya saben a qué nos referimos, no se hagan patos. ¿Y si vienen más, de Siria, de Colombia, de Kosovo, de otros países que se están poniendo algo calientes e inquietos?

LA NECESIDAD ES CANIJA

Al rato sí que nos vamos a empiojar gachamente y sin poder hacer nada. Porque la neta es que cada pobre ser humano en condiciones de inframundo, viene cargando su bola de piojos, chancros, chatos, ladilla, gonococos, comejenes y demás, Además del hambre bruta que se cargan. Chi mai que cada bebito, fácil y con la zurda te desaparece una vaca a puros pellizcos. Al rato van a querer -y tener- que satisfacer sus necesidades mínimas a como de lugar. Y ya sabemos cómo es la forma más rápida para hacerte de dinero o de algo. ¡Robando! ¡delinquiendo!

ASÍ QUE, CUANDO….

…El destino nos alcance, parece que ya está llegándonos la lumbre a los aparejos. Ya sentimos como que esto está valiendo más que para pura progenitora, México no va a poder soportar a tanta gente venida de medio mundo. Creemos que alguien tiene que hacer algo, digo, ahora que se puede, mañana será muy tarde y este problema de éxodo, de migración, se tornará en otro mal, muy distinto, pero igual o más grave, tal vez como delincuencia, violencia y desorden, pero en grados superlativos.

¡VAMOS MÉXICO, TU PUEDES!

Así que o se compone este Pedrito o la ya próxima Guardia Nacional va a tener que ser desviada a atender otras funciones y a aplacar otros infernos. Si el gobierno federal, con el apoyo decidido de los estados, no toma otras medidas, esto se va a salir del calzón. No va a haber país suficiente para soportar a tantos advenedizos. Pa´l baile vamos. Esta bien que sí hay que ser gorrosos, pero no tan encajosos. No solo a unos cuantos pueblos hay que echarles toda la carrilla, como ahora sucede con los del norte del país, frontera con El Gabacho.