El Mañana

martes, 23 de abril de 2019

Ana Cristina Martínez
Pasos de éxito Ana Cristina Martínez

Decisiones económicas con nuestros hijos

8 febrero, 2019

Preparando a nuestros hijos hoy para el reto de mañana, es lo que cada padre de familia tiene en mente por lograr con cada uno de sus hijos. ¿Qué estamos haciendo hoy para encaminarlos por el camino del éxito? Existen muchas formas de apoyar a nuestros hijos como inscribiéndolos a una excelente escuela, llevándolos y trayendo, rodeándolos de oportunidades académicas, atléticas, de liderazgo y tantas más que los lleven a un nivel donde las puertas de un mejor futuro se vayan abriendo.Sin embargo, existen algunos padres de familia que arriesgan absolutamente todo su capital económico para que sus hijos tengan esa oportunidad al precio que sea, incluyendo su patrimonio familiar. La realidad muchas veces te pone de frente con decisiones difíciles que se tienen que tomar, por ejemplo, una universidad muy cara que no se puede pagar. Por supuesto que queremos lo mejor para nuestros hijos, pero ¿a qué precio?

En los últimos meses he recibido mensajes de padres de familia desesperados con diferentes casos de dificultades económicas que están sufriendo a consecuencia de sus decisiones. Por ejemplo, que están a punto de perder su casa por un préstamo o una segunda hipoteca que pidieron para pagar la universidad.

También, me escribió una madre desesperada que su hija decidió dejar la universidad después de dos años, la joven pidió préstamos dejándola con una deuda que no saben cómo pagar.

La economía familiar debe de ser mencionada cuando se está tomando una decisión para ir a la universidad. Existen diferentes tipos de ayuda financiera que un estudiante tiene al momento de decidir sobre la educación. La primera es la ayuda financiera que da el gobierno federal, esto es dinero que la federación le otorga a un estudiante y no tienen que regresarlo, es una inversión que hace el gobierno con un estudiante que quiere ir a la universidad. Absolutamente todos los estudiantes deben llenar una solicitud llamada FAFSA (Free Application for Federal Student Aid).

La segunda son los préstamos otorgados por diferentes agencias donde los estudiantes se responsabilizan por pagarlo al final de su carrera. Estos préstamos tienen un interés bajo para que un joven profesional pueda pagarlo lo más pronto posible. El problema es el siguiente con este tipo de préstamo: piden mucho, les pagan poco al graduar y la deuda se vuelve infinita.

La tercera son becas privadas que los jóvenes deben buscar, aplicar y entregar. Las becas son dineros de compañías privadas, organizaciones, fideicomisos, dispuestos a invertir en un o una joven que quiere ir a la universidad.

Como padres queremos darles lo mejor a nuestros hijos y facilitarles el camino, pero cuidado, no les resolvamos la vida, que ellos sientan su esfuerzo, sacrificio, perseverancia para que logren lo que pocos: ir a la universidad por sus propios méritos y logros con becas. Recuerden que existen becas académicas, atléticas, de servicio, de proyectos de servicio, de tecnología, de medicina, de ingeniería, etcétera… Existe una aplicación (APP) que se llama Scholly, donde tiene un banco de muchísimas becas disponibles para jóvenes que están planeando continuar sus estudios universitarios.

Recuerden, apoyemos a nuestros hijos, pero no los carguemos ni les resolvamos la vida, el tamaño del esfuerzo es el tamaño del éxito.

Recuerden dar LIKE a PASOS DE ÉXITO en Facebook y escuchen nuestro programa los sábados por 107.3FM a las 10:00 de la mañana, visiten nuestra página www.pasosdeexito.com