El Mañana

viernes, 27 de marzo de 2020

Los Redactores
Río Revuelto Los Redactores

¿Dijo ‘tóxica’?

26 febrero, 2020

Utilizar el término de “tóxica” para referirse a su
compañera regidora en Cabildo es un gran desacierto que ha quedado marcado con
tinta indeleble en el historial de Juan José Zárate.

No cabe duda que Mónica García ha incomodado al Alcalde y en
cierta medida al Cabildo con sus señalamientos, recientemente con el tema del
World Trade Center en el que ha puesto sobre la mesa un presunto conflicto de
intereses en varios sentidos.

En otros años existía la oposición en el Cabildo de Nuevo
Laredo, actualmente la mayoría de los regidores suele levantar la mano en cada
ocasión que el Alcalde pone algo a consideración, todo se aprueba, ahora que ha
surgido este tema, le han dicho a García Velázquez que habrá un momento para
escuchar sus reclamos.

Tal postura del Alcalde no ayuda a su reputación, pues eso
de no querer responder públicamente a los señalamientos que se hacen al
Ayuntamiento por el presunto conflicto de intereses, es interpretado como un
temor del Presidente Municipal.

En ocasiones anteriores la regidora ha planteado algunas
cuestiones que no le parecían y pareciera que cada vez que lo hace, hay algún
regidor afín al Alcalde dispuesto -o instruido- a saltar para defender a capa y
espada o intentar desviar la atención.

Ahora esto ocurre utilizando la palabra “tóxica” y llega
como un segundo incidente en el caso de Zárate, quien anteriormente había sido
grabado lanzando improperios, aunque aseguró que no era contra la persona que
salía en el video, como se interpreta al verlo, sino hacia sí mismo, aunque no
muchos le creyeron.

Las implicaciones de querer descalificar a alguien así en
estos tiempos, es más que reprobado y ayer esto generó controversia en mujeres
de la localidad que manifestaron en redes sociales su condena a tal
declaración.

Hoy inicia la Cuaresma y con ello un periodo que trasciende
lo religioso.

Muchos ven como una especie de superstición eso de no comer
carne los viernes, olvidando la intención original de esta costumbre que emana
del catolicismo.

En esto hay que recordar que en un principio se pedía que los viernes los católicos hicieran un sacrificio y consumieran pescado -en lugar de carne- porque en ese entonces era más barato y de esta manera utilizar ese ahorro para ayudar a quien lo necesitara, pero ahora el panorama es distinto y se evita la carne como una superstición.

Dentro del catolicismo no existe algo que condene el consumo de carne los viernes como tal, es algo que se fue acuñando con el tiempo.