El Mañana

sábado, 07 de diciembre de 2019

Catón
De política y cosas peores Catón

Don Pacato

2 junio, 2019

Don Astasio llegó a su casa después de una dura jornada de trabajo. Colgó en la percha su saco, su sombrero y la bufanda que usaba incluso en los días de calor canicular y luego se dirigió a su alcoba a fin de reposar un rato antes de la cena. Lo que vio en la recámara le quitó el apetito. He aquí que doña Facilisa, su mujer, estaba en lecho conyugal refocilándose con un sujeto al que llamaba Pancho. Pancho p’acá; Pancho p’allá. Más bien Pancho p’acá. Tras contemplar la escena don Astasio fue al chifonier donde guardaba una libreta en la cual anotaba vocablos denostosos para enrostrar a su mujer en tales ocasiones. Volvió y le dijo a la pecatriz: “¡Taranta!”. Había hallado esa palabra leyendo a Pérez Galdós. El término se usa en las Islas Canarias para motejar a la mujer liviana, y ya sabemos que don Benito era canario. “¡Ay, Astasio! -replicó, impaciente, doña Facilisa-. Tú y tus palabrejas. ¿Por qué no esperas a que se vaya la visita y luego me las dices?”… Don Pacato era pilar de su comunidad. A más de dueño del único banco del lugar era presidente del Club Filatélico y Gran Dragón de la Secreta Orden Revelada. Otra función de trascendencia se había conferido a sí mismo: la de velar por la moral social. Para tal fin se consiguió un nombramiento del Cabildo que lo autorizaba a censurar los espectáculos que llegaban al pueblo y las películas que se exhibían en el cine de la localidad. Cierto día una pareja de cómicos se presentó en el teatro. Eran bastante conocidos, pero don Pacato jamás había oído hablar de ellos, pues no leía periódicos. Alguien le dijo, sin embargo, que los tales comediantes usaban palabras inconvenientes en sus actuaciones. Así, acudió a la función de estreno con su atuendo de moralista: chaqué; reloj de bolsillo con leontina; corbatín de cinta; polainas y zapatos de charol. Muy poseído de su importancia ocupó, solemne, su butaca de primera fila. Empezó el diálogo de los actores. Uno de ellos le preguntó a su compañero: “¿Sabes cuál es la mejor parte de la mujer?”. De inmediato don Pacato se puso en pie, y volviéndose hacia el público anunció severo: “Si dice que es el coño suspenderé la función”… En un bar de Dublin los parroquianos seguían en la tele una misa oficiada por el Papa Francisco. Se hallaban ahí dos turistas norteamericanos. Uno de ellos le pidió al cantinero: “Quita eso. Está muy aburrido”. De inmediato se lanzaron sobre él varios forzudos individuos que tras tundirlo a golpes lo echaron a la calle junto con su compañero. Le dijo éste a su lacerado amigo: “¿Cómo pudiste decir eso? ¿No sabes que los irlandeses son católicos?”. “Sí lo sé -contestó penosamente el otro-. Lo que no sabía es que el Papa también es católico”… Noche de bodas. Dulciflor, la ingenua novia, le dijo muy nerviosa a Pitorrango, su flamante y sabidor marido: “No sé lo que me pasa, Pito. Las piernas me están temblando”. “Es natural -respondió con displicencia Pitorrango-. En unos momentos más tendrán que separarse… Candidito, ingenuo joven, contrajo matrimonio con la bella Lángara, mujer que lo adelantaba mucho en el terreno de la mundanidad. Antes de consumar el matrimonio en los términos prescritos tanto por la ley canónica como por el Código Civil el novio tomó por los hombros a su desposada y le preguntó, solemne: “Dime: Langarita: ¿soy yo el primer hombre con quien has tenido unión de cuerpos?”. Replicó ella: “Si eres el mismo con quien estuve en la Riviera Maya en las vacaciones del año 2010, sí”… En una mesa de restorán se hallaban un señor y una señora tomados amorosamente de las manos. De repente el hombre se metió con premura abajo de la mesa al tiempo que se cubría con el largo mantel para evitar ser visto. La señora, por su parte, permaneció en su silla con gesto indiferente, como esperando a alguien. El mesero, de nombre Ganimedes, fue hacia la dama y le preguntó, asombrado: “Señora ¿por qué su esposo se escondió abajo de la mesa?”. “No es mi esposo -contestó ella-. Mi esposo es aquél grandote que acaba de entrar”… FIN.