El Mañana de Nuevo Laredo

Los Redactores

Río Revuelto

Los Redactores

13 enero, 2021

El Alcalde en troca de lujo y la ciudad sin ambulancias



Es increíble que en una ciudad con tanto dinero y en el que sus políticos se den tantos lujos no se destinen recursos a algo tan básico como las ambulancias municipales, en plena pandemia que es cuando más se requieren traslados emergentes de los domicilios a las unidades Covid.

El lunes vimos la problemática en primera fila, en el accidente en el que un joven impactó su auto en el Bulevar Colosio, quedando atrapado en el vehículo.

Permaneció cerca de 20 minutos en el lugar hasta que pudo llegar una ambulancia de una asociación privada que se ofreció a apoyar, esto a pesar de que no había ninguna obligación de hacerlo.

Tantos millones que se mueven en el gobierno municipal, más de 3 mil de hecho, muchos de estos recursos para cosas tan cuestionables y presumiblemente a sobreprecio, pero en las cosas en que realmente hace falta no parece estar invertido lo suficiente.

Claro que aunque no hay ambulancias, sí hay camioneta de lujo para que el Alcalde ande cómodo por la ciudad.

En el transcurso de ayer se comenzó a distribuir la vacuna contra el Covid-19, hay una cantidad separada para el personal de las instituciones federales de Salud, así como otra cantidad para las unidades estatales, como el Hospital General, el ISSSTE y el Civil, para los que el Estado asignó apenas 500 a Nuevo Laredo, que representan el 10.2 por ciento de las 4 mil 875 destinadas a esas unidades dependientes de Tamaulipas.

Esta última cantidad fue discreción del Estado, asignar el 10 por ciento de las vacunas a una ciudad que se encuentra en segundo lugar de casos activos de coronavirus y para colmo dejarlo al último en la distribución.

Rivas adelantó que posiblemente el Municipio busque regresar a Fase 1, con todas las restricciones que implica en materia de horarios recortados y otras medidas que sin duda caerán como balde de agua fría a los comercios que a duras penas sobreviven en el panorama actual que ya es de por sí muy restrictivo.

Si bien es cierto que la gran movilidad y festejos multitudinarios, así como la falta de precauciones en general, han derivado en un repunte importante en materia de contagios, se deben manejar con suma cautela las restricciones a imponer, que en el caso del gobierno estatal han sido muy cuestionables, pues deben ser estrictamente encaminadas a reducir la dispersión del virus y no a lesionar aún más la ya muy golpeada economía local.

Dicen que tomar decisiones desde un escritorio es peligroso y cuando las medidas son tomadas por personas que tienen su sueldo intacto asegurado, puede que no midan tan bien los daños que podrían estar causando a la sociedad y su economía.

Más opiniones de
Los Redactores

13 febrero, 2021

Pagando para llegar

12 febrero, 2021

Lluviecita y bachesotes

10 febrero, 2021

¿Le lloran a otros muertos?

9 febrero, 2021

Abanderando el proyecto

7 febrero, 2021

Descuidos deliberados