El Mañana

sábado, 24 de agosto de 2019

Los Redactores
Río Revuelto Los Redactores

El charco de agua de drenaje

21 mayo, 2019

La noticia de que Google, Intel y otras empresas estadounidenses rompieran relaciones con Huawei metió a muchos en el tema de la guerra comercial internacional y sus consecuencias.

Regularmente las noticias de carácter económico y sus impactos se sienten distantes, pero en esta ocasión los daños colaterales se sentirán muy cercanos para muchos de los usuarios de los populares teléfonos móviles Huawei, pues implica que no tendrán acceso a las actualizaciones y aplicaciones acostumbradas tan compatibles con tantas marcas de celulares que operan en el sistema Android.

Aunque al final no significa que estos celulares ya no servirán -pues Huawei ya tenía un plan B-, sí metió de lleno a una gran cantidad de personas al tema y sobre todo a entender cómo los conflictos en los que participa Trump -sea necedad o no- tienen un impacto en el resto del mundo.

Como es de esperarse, los analistas aseguraron que esto no acabará ahí, pues se espera que China tome represalias, como se ha visto anteriormente en contra de Apple, la empresa que fabrica los iPhones.

¿Ha visitado el Laguito recientemente?, de ser así se habrá percatado primero del mal olor, incluso a la distancia, ya estando en el lugar se observa maleza crecida y basura de todo tipo por doquier, claro que muchos de esos desperdicios denotan tener mucho tiempo ahí.

Una muestra palpable del abandono y hasta ecocidio que experimenta el cuerpo de agua se observa junto a los muelles en el lado surponiente, pues se encuentra lleno de moho y otros organismos que se formaron y que cubren con una capa de color verde claro el agua estancada y la basura que flota ahí.

Todo el cuerpo de agua de El Laguito luce inerte, a pesar de que podría ser un gran espacio de esparcimiento para torneos de pesca, natación y otras actividades como las lanchas de pedales que estuvieron un tiempo sin explotarse su potencial, en lugar de eso están los anuncios de “No meterse a nadar” y hay que hacerles caso, pues la turbidez del agua por la falta de oxigenadores es una parte.

Lo peor es que la única entrada de agua que tiene El Laguito es de aguas residuales que llegan a borbotones por la esquina nororiente, lo que definitivamente no contribuye de manera positiva a darle vida. Al final es más un gran charco de agua de drenaje que un Lago artificial, cuando podría ser un Oasis.