El Mañana

viernes, 19 de abril de 2019

Adolfo Mondragón
Cosas de mi pueblo y del otro lado Adolfo Mondragón

El día del desfile

23 febrero, 2019

Este sábado 23 del mes en curso, o sea febrero, se va a realizar el esperado, anhelado y deseado desfile de las fiestas de Jorge Washington. Cada año esperamos este acontecimiento para ir y admirar los carros alegóricos, las bastoneras, los contingentes de diversas ciudades que participan, el desfile de la Princesa Pocahontas, su acompañante y todo su séquito y sus bellísimos caballos; las “Martas” que representan a múltiples organizaciones y diversas sociedades, en soberbios carros alegóricos, hechos con gran imaginación y maestría y que hacen la delicia de todos los que asistimos, definitivamente cada año supera al anterior.

Estamos expectantes a ver qué sorpresas nos trae este año el desfile, pues aunque su esquema es casi el mismo, siempre nos sorprenden con alguna innovación, algo nuevo y diferente. Afortunadamente todo parece indicar que el clima nos va a ser muy favorable, algo de fresco muy de mañana y luego nuestro luminoso sol, sin que nos llegue a quemar pero sí a calentar. El fresco sirve para ponerles las piernas rositas a las bastoneras que en otros años en que ha hecho mucho frío, se lo aguantan como las meras machas.

La mayoría de las escuelas secundarias o High School, envían a su grupo de bastoneras con atavíos siempre fantásticos, pero sobre todo, resalta la maestría de sus movimientos con el bastón que pareciera que lo traen pegado a las manos pues nunca se les cae. Jovencitas, como son, todas son muy bellas y con el entusiasmo y energía propia de su edad, siempre le dan un toque de belleza y colorido al desfile. Sin bastoneras, no hay desfile, simplemente. De alguna manera son la esencia del mismo.

Obviamente la pareja que representa a Martha y Jorge Washington, es el eje central del desfile, todos esperamos el paso de su carro alegórico pues siempre es el más representativo de las fiestas. Sus trajes y atuendos son confeccionados con sumo esmero y cuidado y cada pieza es una verdadera obra de arte. A su paso nos remontamos a épocas pasadas y nos sentimos como en esos tiempos. Nadie siente cansancio ni fastidio, nadie se puede aburrir durante todo el transcurso del desfile, siempre hay algo para cada quien; y cada nueva aparición nos deja perplejos.

Tengo entendido que somos la única ciudad que celebramos de esta manera el natalicio de Jorge Washington, qué bueno que así sea, pues además es una muestra palpable de la unión que priva en ambas ciudades, por eso nos unimos en esta celebración, pues siempre hay también algún evento del lado mexicano; hace algunos años, las esperadas corridas de toros (qué falta nos haces Víctor Lozano) y de algún tiempo para acá, se procura hacer una verbena popular, se cierra la avenida Guerrero, desde el puente hasta la calle Dr. Mier y se instalan todo género de puestos de comidas diversas y otros artículos y varios foros artísticos. En estos foros tiene la oportunidad de presentarse lo mejor de nuestra producción artística local, las academias de danza, los múltiples grupos de danza folclórica, de música moderna, grupos gimnásticos, cantantes, imitadores, mimos, payasitos, en fin, una inmensa gama de artistas que hacen la delicia de los paseantes; incluso se instalan sus cuadros.

Como esto es ya en la tarde, la gente del otro lado, después del desfile, se cruza el puente y se viene a la pachanga muy a la mexicana, afortunadamente se pone especial cuidado en la seguridad, lo que les garantiza su tranquilidad y posibilidades de disfrutar de todo sin temor ni angustias. Se pueden echar sus tequilitas tranquilamente, seguros de que no va a pasar nada. En esta ocasión en especial, creo que las festividades van a tener especial significación, pues ante la insistencia del Presidente de los Estados Unidos de levantar un muro que nos divida, nosotros tendemos puentes que nos unen más, que fortalecen nuestra amistad. Los Laredos somos, hemos sido y seguiremos siendo ciudades hermanas. ¡Felices fiestas y a disfrutar el desfile! Gracias amable lector por la gentileza de su atención, le deseo un espléndido fin de semana en familia, vénganse a disfrutar de nuestra fiesta, como nosotros iremos a disfrutar la suya.