El Mañana

viernes, 19 de abril de 2019

Los Redactores
Río Revuelto Los Redactores

El día lloró ayer; vio partir a Daniel

1 febrero, 2019

Hasta parece que el día lloró ayer en Nuevo Laredo. Era una mañana lluviosa y fría en que Daniel de 15 años salió a vender dulces en la colonia Los Arcos, no tomó la ruta habitual, decidió cambiar su camino para buscar otros clientes cuando fue sorprendido por la muerte.

Las lluvias ligeras fueron un factor decisivo para que el pavimento estuviera resbaloso, esto se conjugó con la alta velocidad y posiblemente alguna distracción, pues un conductor que circulaba con su familia por la carretera Anáhuac impactó un vehículo estacionado y éste último se proyectó contra Daniel, que se encontraba junto a un poste con el que fue prensado.

Dice el popular refrán que la muerte: “Cuando te toca, ni aunque te quites; cuando no te toca, ni aunque te pongas”, tristemente el día de ayer tocaba a Daniel terminar su misión; y se fue de este mundo trabajando para ayudar a su familia a salir adelante con los gastos.

A la escena llegó su madre quien de inmediato entró en llanto al darse cuenta que había perdido a su hijo para siempre, pues yacía en la banqueta inerte e irrecuperable.

No podemos imaginar la profunda desolación que experimentó la madre al ver en persona tan crudas imágenes, el recordar que en la mañana le había dado la bendición e incluso le había pedido que no fuera, pero ante la insistencia del joven Daniel, accedió; después de eso ya nada será igual.

Descanse en paz el joven cuyos sueños quedaron truncados y pronta resignación para su familia que lo ve partir tan abruptamente.

A propósito del gran grupo de padres y madres de familia que acampan desde tempranas horas del día para asegurar el registro de la Secundaria para sus hijos, muy a pesar de las bajas temperaturas y de las lluvias que se han presentado durante estos días, da gusto que muchos sean los que no encuentran ninguna clase de excusas para buscar oportunidades de educación.

Si nos colocamos a hablar con cada uno de ellos, sacaremos múltiples historias, sobre todo esfuerzos que muchos tienen que hacer, todo con tal de asegurar el respectivo registro que sin duda les dará la satisfacción necesaria para cualquier persona que vele por la educación y crecimiento de los jóvenes.

No sólo son un perfecto ejemplo para quienes encuentran siempre un “pero” en este tipo de situaciones, también se convierte en un punto muy importante a considerar por parte de los hijos, pues valorando el esfuerzo es la mejor forma de retribuir los sacrificios realizados.