El Mañana

sábado, 24 de agosto de 2019

Guadalupe Loaeza
Artículo Guadalupe Loaeza

El Dorado

1 mayo, 2019

Todo estaba listo, los organizadores llevaban meses preparando hasta el último detalle el programa de uno de los festivales más importantes de Francia, Lille 3000 El Dorado.

Los talleres en donde el maestro Miguel Bolívar, quien viajó hasta Francia para preparar kilómetros del papel picado el cual adornaría el square Foch, la plaza principal de la ciudad; Rafael Lozano, de Oaxaca y sus mejores alebrijes para el gran desfile de la inauguración; los jóvenes muralistas de Tlacolula, con su provocativo mural; las pagodas, semejantes a las trajineras de Xochimilco de Betsabé Romero, adornadas con flores, las orquestas, los danzantes, los carros alegóricos y hasta decenas de habitaciones de hoteles, esperaban ansiosos a los miles de visitantes que suelen ir de toda la región de Lille y de Bélgica para visitar esta gran manifestación artística dedicada a México, sin embargo, todo se tuvo que posponer hasta el 4 de mayo debido al mal tiempo.

San Isidro Labrador que todo lo compone, pintó un poco el cielo gris de azul y ahuyentó los ventarrones, de tal manera que el domingo se inauguró sólo una parte del festival acordado, desde el año pasado, entre la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto, y Martine Aubry.

Para la Alcadesa, el tema de El Dorado es como una búsqueda mítica de un mundo ideal, en medio de un mundo “empañado por las desigualdades sociales, la crisis climática, la crisis migratoria, las violencias, las persecuciones, el terrorismo y tantos otros problemas. Nos preguntamos si todavía existen eldorados, es decir, sueños que podamos alcanzar”, dijo Aubry, antigua secretaria del Partido Socialista francés.

Para ella no había duda, México era el mejor país para representar una realidad compleja y a la vez un dinamismo cultural único. “Es una oportunidad para que México se dé a conocer en Europa”, aseguró la Alcaldesa, “porque Lille está a una hora de París, 30 minutos de Bruselas y una hora de Londres y de Colonia”.

El domingo ya lucían en la avenida principal de Lille 12 alebrijes gigantes elaborados en talleres mexicanos y fabricados en fibra de vidrio para que pudieran soportar las calamidades del clima. Allí se quedarán los siete meses que dura el festival, junto con 20 “mexicráneos” también gigantescos.

En el Hospice Comtesse se expondrán obras de Diego Rivera y Manuel Álvarez Bravo. La experta y espléndida curadora Elena Mallet presentará en la Maison Folie Wazemmes 40 obras de artistas contemporáneos acerca de la frontera, penachos de plumas de pato e instalaciones de espejos dorados en forma de sol. Y se contemplan actividades enfocadas al diseño y a la gastronomía, adelantó Aubry.

“Habrá un intercambio entre chefs mexicanos y franceses. Y en las escuelas, una vez a la semana, se servirá menú de comida mexicana”.

Los funcionarios de las Secretarías de Relaciones Exteriores y Cultura presentaron en Francia la nueva política de cooperación y promoción cultural de México, impulsada por el gobierno federal. Lo más bonito de todo es que también se haya hablado en esa reunión tan importante de la propuesta para colaborar en la reconstrucción de la Catedral de Notre-Dame. “Los funcionarios mexicanos dieron a conocer la proposición de la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto, para cooperar con expertos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en la reconstrucción del recinto emblemático que se incendió hace unos días en París”. Enrique Márquez, director ejecutivo de Diplomacia Cultural de la SRE, fue muy enfático al decir: “El pueblo de México pone a su disposición el apoyo y conocimientos en servicio de la reconstrucción de la catedral”.

En medio de tanto entusiasmo y buena voluntad, no podía faltar el prietito en el arroz: un mural del colectivo oaxaqueño Tlacolulokos, ideado especialmente para el encuentro, desató una intensa polémica, la cual desafortunadamente terminó con la censura de la obra titulada “Para Entrar al Barrio”, presentada en uno de los barrios más marginados y combativos de Lille.

En el mural se muestra a tres jóvenes con la cabeza y el rostro cubiertos con rebozos y paliacates. En el brazo de una de estas mujeres está inscrita una frase que puso los pelos de punta a la Policía francesa. Incluso las redes sociales, el sindicato de Oficiales y Comisarios, calificaron al mural como “arte malsano que debe proscribirse sin reserva” debido a la tensión que se vive en Francia con los “chalecos amarillos”.

En el antebrazo de la mujer pintada en el mural se leía el siguiente acrónimo: ‘ACAB’ de la frase en inglés: “All cops are bastard”, lo cual quiere decir: todos los policías son unos bastardos.

gloaezatovar@yahoo.com