El Mañana

viernes, 06 de diciembre de 2019

Pedro Chapa Salinas
En voz alta Pedro Chapa Salinas

El efecto disruptivo de las mañaneras

3 marzo, 2019

Sin ser del todo una novedad, pero sin lugar a duda un arma poderosísima contra el mundo de la desinformación, las conferencias de prensa del presidente Andrés Manuel López Obrador, vienen a cambiar de manera drástica la forma en que se escribe la historia de nuestro país. Sobre todo, acerca al ciudadano la narrativa del gobierno sin intermediarios, y viene a darle un giro de 180 grados a la manera en que se acostumbraba informar sobre las políticas y acciones que repercuten a diario en nuestra sociedad.

A poco más de tres meses de haber iniciado su gestión, AMLO lleva más de 100 horas dedicadas a explicar, de viva voz, lo que se está haciendo, y lo que se pretende hacer en su administración. En un ritual que comienza a las 07:00 en punto de la mañana, dándose cita alrededor de 150 periodistas nacionales y extranjeros de diferentes medios de comunicación en el Salón Tesorería del Palacio Nacional, en donde reciben los pormenores de los temas más trascendentes que nos aquejan, en un diálogo abierto, cordial y respetuoso.

Ahí, los reporteros que cubren la fuente de presidencia le han hecho alrededor de mil 200 preguntas a las que el mismo Jefe del Ejecutivo, acompañado en algunas ocasiones por miembros de su gabinete, contesta de manera franca y directa. Mencionando la mayoría de las veces por su nombre a los reporteros, se toma el tiempo necesario para cubrir todas las dudas y no se baja del estrado hasta que no se hayan dilucidado cada una de ellas, dejando las notas aclaradas y listas para ser transmitidas en los distintos medios de comunicación.

Ya para cuando se encuentra en la puntual cita cotidiana con la prensa, Andrés Manuel, ha recibido el parte informativo en la reunión previa con la que empieza todas las mañanas su servicio a la Nación. En punto de las 5:30 se integra el Comité de Seguridad con la presencia del Secretario de la Defensa, el de Marina, el de Seguridad Publica, la de Gobernación, y el Presidente, en donde se atienden todos los temas relacionados con la inseguridad que aqueja a la nación, y en donde se toman las grandes decisiones que por su complejidad y contenido son de alta prioridad.

Así, todos los días se va construyendo la agenda pública en una crónica política de diálogo directo entre el gobierno de la República y los ciudadanos de este país, en donde la honestidad, la verdad y la transparencia se vierten como instrumento franco de comunicación efectiva; rompiendo esquemas, y comprobando que la manera tradicional a la que nos tenían acostumbrados los presidentes anteriores, que si bien nos iba, daban la cara una o dos veces al año, en un monólogo o en una entrevista reeditada y controlada a modo en el mejor de los casos.

Esto es algo que viene, sin duda, a oxigenar el ambiente de opacidad y control obsesivo de la información, en donde no había lugar para cuestionar al Presidente, mucho menos recibir de él explicación alguna sobre los acontecimientos de la vida nacional. Por ello más de un millón de visitas, y creciendo, se conectan a diario en los diferentes medios electrónicos para escuchar de viva voz del mismísimo Presidente, las mañaneras, como coloquialmente el pueblo de México ha bautizado a este efecto disruptivo que contribuye de manera positiva a la Cuarta Transformación.

ADENDUM

El Movimiento de Regeneración Nacional es mucho más grande que cualquier interés personal o de grupo. Es por esto que apelamos al diálogo y a la unidad para lograr los objetivos planteados sin distraer los esfuerzos encaminados a conseguir un verdadero contrapeso al gobierno del Estado.

¡Que no se nos olvide!, el adversario está afuera, y sólo juntos podremos enfrentarlo.