El Mañana

viernes, 19 de julio de 2019

Los Redactores
Río Revuelto Los Redactores

El estigma de corrupción indeleble

19 junio, 2019

La escuela primaria de Villas de San Miguel duró una semana sin luz y cuando finalmente se les restableció el servicio se incendió el aire acondicionado de un saloncito. Ironía.

Mientras que en Nuevo Laredo se aligeró un poco la densidad de migrantes en los albergues, ahora Laredo está experimentando la saturación en sus refugios al grado de que están teniendo que habilitar nuevos espacios.

Aún y con eso de que un gran número de migrantes africanos fueron llamados para continuar su trámite de asilo político en territorio estadounidense, es en Nuevo Laredo donde sigue estando la mayor concentración.

En los últimos días el tema migrante ya no ha figurado tanto en la opinión pública, al menos no en Nuevo Laredo, algunos dicen que se debe a que se volvieron parte del “paisaje” aunque hay quien dice que esto ocurrió desde hace tiempo, mientras que otros se inclinan a creer que en realidad se debe a que no han habido incidentes y que no hay tantos africanos en los cruceros como ocurrió una temporada.

El PRI ahora se ha visto en la necesidad de rentar parte de sus instalaciones, lo que es un claro indicador de la crisis que está atravesando el partido local, estatal y nacionalmente.

Para muchos ciudadanos con una conciencia política no tiene remedio, razón por la cual se hizo la desbandada, pues el cuento del “nuevo PRI” nadie se lo va a creer, inclusive -suponiendo guajiramente- que fuera verdad, pues personajes como Peña Nieto, Salinas de Gortari, Duarte y tantos otros se encargaron de dejar el estigma de corrupción indeleble.

Sin irnos tan lejos, Tamaulipas tiene dos exgobernadores presos, contrarrestar esa percepción es prácticamente imposible.

Tal vez no alcancemos las mismas temperaturas que en Kuwait que están ahorita a 63 grados centígrados y como 50 grados a la sombra; pero en Nuevo Laredo los 44 grados que se esperan hoy son suficientes para hacernos sufrir.

Hay que recordar que hace unos días cuando el termómetro alcanzó esa misma temperatura, fallecieron dos personas, aunque no mueren literalmente de “golpe de calor” se considera que las altas temperaturas detonaron sus condiciones de salud ya existentes que eventualmente derivaron en los decesos.

Quienes tienen algún padecimiento del corazón, hipertensión y otras condiciones similares, son quienes corren mayor riesgo y que por ende es necesario que hoy tomen precauciones especiales.

Quienes laboramos en este medio impreso hemos visto con tristeza cómo en las últimas semanas dos compañeros han perdido la vida por complicaciones de salud, mientras que otro par de compañeros han perdido a sus familiares por la misma razón.

Es inevitable en estos escenarios reflexionar al final de cada funeral, sobre todo en materia de salud uno se cuestiona si estas muertes se podrían haber evitado con una u otra acción.