El Mañana

martes, 23 de abril de 2019

Los Redactores
Río Revuelto Los Redactores

El héroe de la Perú

5 marzo, 2019

Pues Nuevo Laredo apareció en la portada de The New York Times, esta vez con una imagen dominante en la que se observa una pareja de migrantes entre cobijas en el área peatonal del Puente I, mientras esperan les sea resuelta su solicitud de asilo político en los Estados Unidos.

No todas son malas noticias, en verdad existen héroes en todos lados y surgen en el momento adecuado, ese fue el caso de Juan Carlos que un domingo cualquiera salió por la mañana de su casa a comprar menudo para que desayunara su familia, pero al llegar al crucero de Perú y 20 de Noviembre se encontró con un fuerte accidente que dejó a varias personas atrapadas de una camioneta que amenazaba con consumirse en llamas.

Entendiendo la situación rompió como pudo los vidrios de la camioneta y con ayuda de algunas personas que vieron lo que estaba haciendo, sacaron a quienes se encontraban atrapadas en la unidad que poco después se consumió prácticamente en su totalidad, llegó a su casa con sangre en un brazo y el rostro, cuando le pregunta su esposa qué le había ocurrido, con los ojos llorosos relató la historia.

Este es un ejemplo de cómo los héroes sí existen, pues aunque en los accidentes nunca falta quien se detenga sólo a curiosear y entorpecer las maniobras de rescate, también hay quien actúa cuando el tiempo apremia y aún no llegan los socorristas.

Al final, la familia afectada en el percance sólo perdió un bien material, que si bien es un golpe económico, es algo que podrán reemplazar, a diferencia de sus vidas que gracias a este héroe, hoy la conservan para seguir contando su anécdota con el pasar de los años.

Estos días hemos vivido cambios muy bruscos de temperatura, ayer no fue la excepción, pues pasamos de un fin de semana entre caluroso y agradable a un frío de 3 grados con sensación de cero; para la mayoría esta situación sólo implica ponerse una cobija extra o prender un rato la calefacción al dormir, no llevar a los niños a la escuela y sacar las chamarras con olor a guardado, mientras que para algunas personas menos afortunadas con la banqueta como su cama y el cielo como su techo, dormir fue una experiencia totalmente distinta.

A pesar de que se les da la opción de acudir al albergue municipal trasladados por Protección Civil, una gran parte de los indigentes prefieren no ir, puesto que no les permiten ingerir bebidas alcohólicas ahí, con justa razón.

Algunos ciudadanos se quejaron del precio para asistir a la Feria en el LIFE Down de Laredo este fin de semana pasado, cobrando 30 dólares adultos, y 15 los niños, pues sólo entraban gratis los menores de 8 años, algo que les pareció excesivo.