El Mañana

miércoles, 20 de noviembre de 2019

Mauricio Belloc
Con el Mazo Dando Mauricio Belloc

El idiotita este

7 noviembre, 2019

Soberanía nacional, independencia, no injerencia, “entre los individuos, como ente las naciones, el respeto al derecho ajeno, es la paz”. que alguien le diga a cierto imbécil diputadete local regiomontano que roba y cobra en Tamaulipas, que México no puede aceptar ayuda de El Gabacho, como para que los gringos vengan a meter su “nose” en tierra azteca. El tal Jerry Peña, es un idiota redomado, que tiene la lengua conectada al recto, antes que al cerebro. Miren ustedes que proponer intromisión de los vecinos en nuestro terruño.

DEFECACIÓN CON PATAS

Los güeros no pueden entrar y entrometerse en México, no más que con su espionaje tecnológico y de internet (como desde hace mucho se sospecha que lo hacen). Solo hasta ahí, párenle de contar. Así que mejor sería que alguien le diga al tontín de Gerardo Peña Flores, que su diarrea mental esa de que la USA nos puede tirar la esquina o hacer un paro como para darles en la maceta a Los Chicos Malos de Rico Mc Pato, no es opción. Que el batito este de porras, la puede hacer rollito y guardársela en lo más recóndito de su ser, de su ser turbio, obtuso y descompuesto.

SOLO ARMAS Y DROGAS

Solo a un ignorante se le puede ocurrir tal barrabasada. De Estados Unidos hacia México, solo los bolillos ya no deben permitir ni tanta droga comprada a los países al sur de su patio, como tampoco, hacerse patos y dejar que sus fabricantes bandidos, le vendan tantas armas a nuestros mañosos. Eso es todo lo que para México pudiera venir de Estados Unidos. Párenle de contar.

ALGUIEN QUE SE LO DIGA

Gerardo Peña Flores, dizque líder del congreso “tamaulihueco”, es desde ahora, un traidor, un villano, un sanababiche para México. Eso nos pasa por tener masiosares venidos de otros lares, a joder a nuestra tierra, a abusar y burlarse de nuestra gente, que no es la suya y que le vale madre todo lo que sea de Tamaulipas, que él ni es de aquí.

ESCUELAS SIN ALUMNOS

Un chamaco de una escuela secundaria en Apodaca, Nuevo León, fue expulsado porque a la directora no le gusta que el menor viva con un tío que es homosexual y con la pareja de este. Además a la dire Carmen no le gustan las madres solteras, ni tampoco los papis con tatuajes ¡Uta mi Mary Carmen!, si a esa vamos, cierra el changarro, porque te vas a quedar sin alumnos. Sin papis gays, mamis luchonas y de ambos padres grafiteados, ¿pues qué escuela tan aburrida es esa?

CABRESTEYAS O TIHORCAS

¡No! ya en serio, la sociedad actual es diferente, harto distinta a lo que le gusta a la profesora María Del Carmen Rodríguez Lucio, titular de la Escuela Secundaria Número 12 “Miguel Angel Granados Chapa”, de aquel pueblo neoleonés.

Adaptación, sí, “adapteichon” es lo que rige y lo que reinará de aquí pa´l real, en estos tiempos modernos y tan “open mind”. Ahora que se abrieron closets, cajas de pandora y otras puertas o escondites más.

SABER VIVIR CON EL OTRO

Más bien, lo que debe imperar es la tolerancia, el respeto, soportar, aguantarse, darle calmado, hacer de tripas corazón (y bofe) a lo que no nos gusta, refunfuñar sí, pero solo en privado, lo que no nos place, sobre todo de los demás, de cómo es y que gustitos tiene cierta persona, la gente en sí a nuestros alrededor. Estamos en una sociedad moderna, una que a los de la vieja guardia no nos gusta, pero ni modo, ¿Qué le vamos a hacer?

DIABETES, PAN DE DULCE

La diabetes está cañón en estos días de clima tan recogible, porque la glucosa en la sangre no va con el pan de dulce, es un pecado busguear esas ricuras de harina, manteca y azúcar, es casi igual a tener sexo sin estar casado (y hacerlo con alguien que no sea tu pareja). Lo decimos porque hoy tardecito, bajará la temperatura y lloverá tupidito (tal y como nos gusta harto), como para ir a la panadería y comprarnos una bolsa mega grande de campechanas, marranitos, conchas, donas, volcanes, cuernitos. Pero ¡Toma chango tu banana!

POR ABUSOS DEL PASADO

Lo que es un servidor ya no más pan de dulce, ni siquiera light, dietético o sin azúcar, este wey, sí que se la tiene que pellizcar gachamente, nos quedaremos como perro callejero en la banqueta de la carnicería, frente al aparador de las salchichas, chupándonos la nuestra (la patita). No cabe duda de que este mundo no es parejo. Señoras, señores, si no tienen diabetes, cuídense, y si la tienen cuídense más.

¡AGUAS ENGENDROS!

Chamacos, si en su familia hay azucarados, más vale que se la lleven tranquilos, porque eso de que a ustedes no les pegará, es casi una quimera, un sueño guajiro. Así que buzos caperuzos con la salud esa que de jóvenes ustedes tal vez no valoran, pero que es lo más preciado que tienen. Tanto que el hombre más rico del rancho y hoy enfermo, se las compraría en toda su fortuna.