El Mañana

martes, 22 de octubre de 2019

Oscar Leal
Aventuras del Mantarraya Oscar Leal

El mejor día de pesca

25 julio, 2019

La suerte juega un papel muy importante dentro de nuestras aventuras de pesca, si la comparamos contra un juego de azar, obtendremos tablas que van a estar ligadas a la ley de la probabilidad y estadística, afectando todo el entorno donde decidamos empezar a realizar nuestros lances, para lo cual cito el mejor de los ejemplos: lances con un señuelo de superficie sobre aguas profundas resulta incoherente, al igual que lanzar un paletón de labios largos, el cual tiene su mejor desempeño a partir de los 10 pies de profundidad sobre aguas de baja superficie,;en ambos casos sólo estamos reduciendo las intenciones de captura, lo cual nos demuestra que cada señuelo está diseñado para incrementar su índice de captura a profundidades diferentes.
También contamos con señuelos plásticos multifuncionales, los cuales se pueden utilizar en ambas superficies y obtener un elevado porcentaje de capturas. Dentro de mis aventuras de pesca me he topado con casos embarazosos donde a tu compañero de pesca le das la carta libre para escoger cualquier señuelo que desee tomar de la caja para iniciar sus lances. De inicio ver que toma un señuelo de superficie cuando estamos pescando dentro de una zona donde el sonar marca más de 12 pies de profundidad, me invita a contener la respiración para no soltar una carcajada y no resaltar con ese gesto su falta de experiencia, y minutos después “POOOOM”, ver cómo logra una captura frente a mi cara de asombro. Me hace recordar que la suerte sí es importante dentro de este deporte.
Minutos después, a pesar de contar con aguas turbias, coloca un “swim bait” de cuerpo oscuro el cual limita su visibilidad en estas aguas y está diseñado para trabajarlo sobre palizadas o bancos de arena, sin encajar en el entorno y a escasos minutos “POOOOOM”, logra una excelente captura, haciéndome pedazos el hígado de envidia.
Decido romper el cero impuesto por su suerte y con la mira imponente sobre la probabilidad y la estadística, tomo un “spinner bait” (hawaiana) señuelo diseñado para superficies bajas, el cual aprovecha sus cucharas para formar destellos contra la luz solar para llamar la atención de los peces y le coloco una plomada de media onza, lo dejo caer hasta tocar el fondo a más de 15 pies, imposibilitando su capacidad de crear y atraer peces y con tirones a la línea lentos y pausados, espero a que vuelva a tocar el suelo, a paso lento y aferrado a romper las reglas. Después de 45 minutos “POOOOM”, mi enganche se logra.
Con esto demuestro en una sola jornada de pesca que la suerte es importante, para determinar que en tres ocasiones distintas logro revertir los porcentajes que la probabilidad y la estadística dictan para tener capturas…
Moraleja: en cada aventura de pesca obedezcan a sus instintos, coloquen el señuelo de su agrado y láncenlo con la fe de que ese día será el mejor día de todos”.
Cuéntame tu historia,
tú ya conoces la mía.
viajesdepesca@hotmail.com