El Mañana

sábado, 24 de agosto de 2019

Ernesto Hernández Alarcón
Duela Caliente Ernesto Hernández Alarcón

El nuevo mapa

18 julio, 2019

Me gusta el ajuste que ha realizado la NBA.
Una liga que ha sabido reinventarse a tiempo en aras de brindar una mayor competitividad y emoción, elementos que se habían perdido relativamente en los últimos años.
Un ajuste que cala no sólo a nivel de equipos sino a nivel de conferencias.
A la fecha del presente, tanto en el Este como en el Oeste, podría emerger un nuevo campeón para el 2020. Inclusive es muy probable que ninguno de los dos protagonistas que disputaron la reciente final, repitan aparición en la misma.
Repasemos el viejo y salvaje Oeste.
Los Warriors de Golden State perdieron a tres baluartes de su plantilla, que indudablemente redimensionó completamente al equipo de Steve Kerr.
La salida de Kevin Durant obligó a la gerencia a amarrar a Klay Thompson, lo cual me parece fue un movimiento completamente lógico.
Me desconcertó que emigrara por “la puerta trasera” el gran Andre Iguodala, al igual que Shaun Livingston, por lo que perdieron bastante músculo defensivo y profundidad segura en el banquillo.
Tengo marcadas reservas que la llegada de DAngelo Russell (22 años) compense todas esas bajas, quien al margen de su crecimiento en la temporada anterior, me sigue generando dudas su capacidad en el costado defensivo.
Indudablemente siguen siendo muy competitivos, de hecho, serán peligrosos en postemporada, pero su estatus de equipo omnipotente, lo han perdido.
Si existe un equipo que sí podría levantar la mano como gran favorito, son los Nugetts de Denver, quienes mantuvieron su base prácticamente intacta, con algunas interesantes incorporaciones (Jerami Grant, Oklahoma).
Liderados por el poderoso Nikola Jokic, Jamal Murray y Paul Millsap, los de Colorado podrían apuntar altísimo para el 2020.
Con los Rockets de Houston las premoniciones son muy inciertas.
Y es que la fórmula Mike DAntoni, James Harden y el ahora adquirido Russell Westbrook, lo único que nos asegura es un promedio de más de 120 puntos por encuentro, mas no una fórmula que logre amarrar un ansiado campeonato.
Dudo que esta ecuación funcione, salvo insisto, para ser una maquinaria de puntos y de espectáculo.
Considero que será el último año de DAntoni dirigiendo al conjunto Texano.
Los Clippers de Los Angeles fueron la gran sorpresa de la pasada agencia libre.
Sacrificaron a Tobias Harris, pero el hecho de adquirir a Kawhi Leonard, quien se ha convertido en un verdadero fenómeno, que además se encuentra en el momento mas álgido de su carrera, junto con el discreto pero muy efectivo Paul George, los convierte en automático uno de los mejores cinco equipos del salvaje Oeste.
Por el otro lado, hablando de lo que parece la nueva modalidad de la NBA, las duplas, imposible no mencionar a LeBron James (still the King), que buscará regresar a los play-offs a los Lakers de Los Ángeles, ahora otorgando el estelar a Anthony Davis, alguien equiparable en estilo de juego y capacidad al mismísimo Giannis Antetokounmpo.
Otra dupla, pero muy del viejo continente, que podría ser explosiva y sumamente eficiente, es la de los Mavericks de Dallas: Luka Doncic y Kristaps Porzingis. Como los Clippers, los Mavs pueden regresar a los primeros planos del circuito (así mismo, sabemos la capacidad de Rick Carlisle).
Jazz de Utah es un equipo bastante integral, que además incorporó a Mike Conley (ojo con las lesiones) y que cuentan con jugadores jóvenes y de alto calibre: Rudy Gobert y Donovan Mitchell.
También serán peligrosos y deben ser tomados muy en cuenta, aunque tal vez les falte ese jugador disruptivo en momentos claves y en especial en series finales.
Los Spurs de San Antonio extrañan a su legendario tridente, pero con la dirección de Greg Popovich y los nombre de LaMarcus Aldridge, Rudy Gay, DeMar DeRozan, entre otros, son una apuesta segura para ser un equipo de media tabla para arriba.
Por último, Thunder de Oklahoma es un proyecto en reconstrucción y los Pelicans de Nueva Orleáns en cierta forma también, y algo me dice que Zion Williamson será el nuevo “boost” de la liga. Espero equivocarme por el bien de la ciudad del jazz.