El Mañana

lunes, 16 de diciembre de 2019

Los Redactores
Río Revuelto Los Redactores

El primer año de la 4T

1 diciembre, 2019

Hoy AMLO cumple un año en la Presidencia y su aprobación -de
acuerdo con las encuestas- figura muy favorable y dentro de todo lo que ha
pasado en un año de efervescencia social, hoy vemos por encima de todo esto el
combate a la corrupción que es crucial para comenzar a revertir lo que por
muchos años fue una tradición de saqueo económico y otros vicios desde el
gobierno.

Recientemente platicamos con algunos empresarios gasolineros
en otra entidad que nos comentaban cómo sin falta cada visita de Profeco les
costaba una considerable suma a pesar de no estar incurriendo en alguna falta,
mientras que en lo que va de la Administración federal, las inspecciones no
traen consigo cobros adicionales que están fuera de todo marco legal.

Lo anterior por citar un ejemplo más cercano a los
ciudadanos, pero en un perfil más público están los casos de Rosario Robles,
Lozoya y sobre todo Romero Deschamps.

La austeridad fue sin duda un tema complejo, pues el ahorro
comenzó desde la oficina presidencial en gastos no esenciales y hasta lujos que
se daban en otras administraciones, la misma política se replicó en otras áreas
del gobierno federal, aunque no fue bien recibido por todos.

El tema más complejo sigue siendo la seguridad, pues este
2019 se perfiló como uno de los años más violentos, con dramáticos episodios
que se extendieron por gran parte del país.

Con todo lo anterior, Andrés Manuel López Obrador llega a su
primer año de gobierno con 7 de cada 10 ciudadanos encuestados aprobando su
gestión.

Si ha recorrido al menos la mitad de Nuevo Laredo -que no es
muy grande- se habrá percatado de al menos uno o varios fraccionamientos con
decenas y hasta cientos de viviendas abandonadas o que de plano nunca fueron habitadas,
mientras que muchas personas buscan aún una casita para poder residir con su
familia.

Son más de 27 mil viviendas en calidad de abandono, según el
censo de Inegi, y de esas, al menos 2 mil 200 son propiedad del Infonavit y
están en algún proceso de recuperación, pero el resto son de fraccionadoras,
constructoras, contratistas y demás empresas, muchas de las cuales abandonaron
los proyectos e inversiones por múltiples razones.

En muchos de los casos se edificaron en terrenos no aptos,
como en el caso de un fragmento de Bonitos Toboganes que tiene cientos de casas
sin utilizar y que seguirán así, todo porque se adquirieron unos terrenos
baratos, pero que solía ser una presa, esas edificaciones son ahora sólo ruinas
inhabitables.

Río Revuelto Los Redactores

Fervor