El Mañana

miércoles, 11 de diciembre de 2019

Padre Leonardo López Guajardo
Compartiendo Opiniones Padre Leonardo López Guajardo

Era de descubridores

9 octubre, 2019

No cabe duda que uno de los descubrimientos más trascendentales de la historia –para bien o para mal- ha sido el descubrimiento de América. Acontecimiento que cambió la historia y las culturas. Seríamos personas distintas si éste no se hubiera efectuado. Sin embargo, es muy lógico suponer que si no lo hubiera hecho Colón, era cuestión de pocos años que hubiera sido otro navegante, ya que Europa ya contaba con la tecnología para hacer ese tipo de expediciones. De hecho, años antes del descubrimiento oficial, hay fundamentados indicios de que antes que él, lo hicieron los vikingos, aunque no provocó los cambios que revocó este viaje.

En realidad, todos somos descubridores en potencia… como también debemos dejarnos ser descubiertos. Cada ser humano tiene la obligación de salir de uno mismo hacia el encuentro de los demás, empresa difícil ya que nos topamos con obstáculos personales, que nos hacen caer en el aislamiento. Tampoco Colón la tuvo fácil, tuvo que enfrentar a obstáculos tan grandes, en que lo más sensato hubiera parecido claudicar y renunciar a sus sueños.

Son pues, muchos proyectos personales los que debemos descubrir. Nadie lo hará por nosotros. Lo que usted no descubra, no lo hará nadie más.

También debemos dejarnos ser descubiertos. Muchos de nosotros vivimos como escondidos detrás de nuestras seguridades.

En Panamá, en el Encuentro Mundial de la Juventud, el Papa describió así esta realidad:

“Recuerdo una vez charlando con unos jóvenes que uno me pregunta: ¿por qué hoy muchos jóvenes no se preguntan sobre si Dios existe o les cuesta creer en Él y les falta tanto compromiso por la vida? Les contesté: Y ustedes, ¿qué piensan sobre esto? Entre las respuestas que surgieron en la conversación me acuerdo de una que me tocó el corazón: Padre, ‘es que muchos de ellos sienten que, poco a poco, dejaron de existir para otros, se sienten muchas veces invisibles’. Muchos jóvenes sienten que dejaron de existir para otros, para la familia, para la sociedad para la comunidad…, y entonces muchas veces se sienten invisibles. Es la cultura del abandono y de la falta de consideración. No digo todos, pero muchos sienten que no tienen mucho o nada para aportar porque no cuentan con espacios reales desde dónde sentirse convocados. ¿Cómo van a pensar que Dios existe si ellos, estos jóvenes, hace tiempo dejaron de existir para sus hermanos y para la sociedad? Así los estamos empujando a no mirar el futuro. Y a caer en las garras de cualquier droga, de cualquier cosa que los destruye. Podemos preguntarnos: ¿Qué hago yo con los jóvenes que veo? ¿Los critico, o no me interesan? ¿Los ayudo, o no me interesan? ¿Es verdad que para mí dejaron de existir hace tiempo? Lo sabemos bien, no basta estar todo el día conectado para sentirse reconocido y amado. Sentirse considerado e invitado a algo es más grande que estar ‘en la red’. Significa encontrar espacios en el que puedan con sus manos, con su corazón y con su cabeza sentirse parte de una comunidad más grande que los necesita, y que también ustedes, jóvenes, necesitan.

“Sólo el amor nos vuelve más humanos, no las peleas, no el bullying, no el estudio solo: sólo el amor nos vuelve más humanos, más plenos, todo el resto son buenos pero vacíos placebos”.

Hasta aquí las palabras del Papa. Muchos proyectos en Nuevo Laredo han quedado inconclusos, han sufrido retrocesos, o se han corrompido por nuestra apatía. Es tiempo de hacer la diferencia. Pero en ello, como siempre, usted tiene la última palabra.

padreleonardo@hotmail.com

Compartiendo Opiniones Padre Leonardo López Guajardo

Andy

Compartiendo Opiniones Padre Leonardo López Guajardo

Los wampanoag