El Mañana

miércoles, 26 de junio de 2019

Los Redactores
Río Revuelto Los Redactores

Escupió para arriba

9 mayo, 2019

De un día para otro la mayoría de los migrantes africanos que veíamos en los cruceros de la ciudad, ya estaban equipados con Windex (el líquido azul para limpiar vidrios), así como un trapo o hasta un limpiavidrios con todo y esponjita.

Muchos vieron con buenos ojos que ahora estuvieran desarrollando alguna actividad para obtener algunos recursos para ellos y sus familias.

Muy cerca de donde se encuentran las instalaciones de esta casa editora, estaba un padre de familia africano limpiando vidrios en un soleado crucero a cada automovilista que aceptaba, a unos metros de él, estaban su esposa e hijas bajo la sombra de un árbol haciéndole compañía, luego de un rato que pudieron juntar algo de dinero su familia fue a buscar comida mientras el padre seguía trabajando.

Según el argumento de algunos de los migrantes, éstos se abstenían de realizar actividades tan sencillas como limpiar vidrios o barrer casas y otras actividades similares que los ciudadanos les ofrecían, por el temor de que fueran deportados o recibieran alguna sanción por parte de autoridades migratorias que les explicaban que tenían prohibido trabajar.

Los últimos días las temperaturas han superado los 31 grados centígrados y durante estas dos semanas la escuela primaria Coronela ha estado sin luz, imagínese, con este calorón y los niños teniendo que estudiar a la intemperie porque los salones en esta temporada, sin aire condicionado ni abanicos se convierten en verdaderos hornos.

Aunque los niños de esta escuela han tratado de asimilar esto con amabilidad, pues incluso una niña aceptó la encomienda de sonar una campana para anunciar entrada, recreo y salida de clases mientras la falta de electricidad no les permita utilizar el timbre.

Pues que le preguntan a Pilar Gómez -prima de Cabeza de Vaca- qué es lo que más le duele a Ciudad Victoria, ella dice: “Lo que más le duele a Victoria es que el gobierno nos tiene abandonados”, a lo que el periodista le recuerda que tanto el municipio como el Estado está gobernado actualmente por el PAN, ahí no sabe qué responder.

Por un lado no cabe duda que tiene razón y efectivamente el Estado y -al igual que Nuevo Laredo- Ciudad Victoria están en el olvido, sólo es curioso que por lo que ella representa, algunos dirían que escupió para arriba.