El Mañana

miércoles, 21 de agosto de 2019

Juan Manuel Oliva
Lluvia azul Juan Manuel Oliva

Espejismos

20 enero, 2019

Nuestros sentidos siempre nos motivan a observar: al hacerlo nos damos cuenta que muchos sufren su propio conflicto personal, transformándolo en combustible impulsor para su diario vivir: la ansiedad por sobrevivir y por sobresalir crea un ímpetu de lucha febril. En síntesis lo que se busca es destacar individualmente.

La razón; la mayoría de las veces frena y genera retraso en las decisiones, al final de cuentas no se hace lo mejor, soportando arrepentimiento tardío.

Cuando se requiere luchar, las apariencias son las que menos importan, pero en el momento de demostrar nuestro poder, todo lo negativo adquiere valor fundamental.

Algunas situaciones son muy difíciles pero sólo basta darles la vuelta como a una moneda y todo se soluciona: sólo hay que estar dispuesto a pagar el precio que exige el asunto, hacerlo todo lo compone.

Cada caso; tiene su propia historia y la problemática difiere mucho una de otra, la recomendación general no es buena, lo mejor es nutrirse de la experiencia propia, acercarse y abrasar al que conoce.

La cuestión laboral y comercial habla de un servicio: todos tenemos ese espíritu de servir, sólo hay que estar dispuestos.

El que sabe siempre recomienda cosas verdaderamente buenas, la vida se alimenta de esa energía: la información suele recibirse sólo una vez de una forma directa, el que tenga oídos, que oiga.

Las oportunidades son muchas, el más instruido no es el más asertivo independientemente de si es un ser positivo o no; así continuara hasta el fin.

La voluntad del ser humano decide el camino, de aquí parte la importancia de una buena integración mental, moral y espiritual.

Siempre se puede retroceder; una vez iniciado el camino, si el ambiente es de calidad el futuro estará lleno de, posibilidades.

Todos los caminos positivos llevan al mismo fin: que es lograr la paz, la tranquilidad, la felicidad interior: reflejado por la armonía familiar, plena.

El caminos negativo va paralelo al positivo, existen muchas salidas y retornos en cualquiera de ellos, se utilizán por cuestiones de voluntad,  lo cual es parte integral del ser.

Los asesores en estos casos abundan, pero hay que encontrarlos, identificarlos, escucharlos, instruirnos y practicarlo; como quiera que sea, nuestra voluntad decidirá por si sola.

Los que conocen? mencionan que todo en la vida se puede; la decisión de cada quien forma la perspectiva; si lo que queremos para nosotros nos corresponde, vendrá.

Tener siempre presente que lo que somos puede evitarnos muchos descalabros, es muy conveniente  hacer nuestras peticiones y nuestros decretos, desde una perspectiva personal introspectiva optima con armonía plena, en lo espiritual, familiar, laboral y social.

Si algo llega a estremecernos: sólo sabiendo discernir las soluciones en positivo, es suficiente para superar cualquier conflicto interno.

Todos tenemos la solución  armonizadora para cualquier cosa que se haya recargado negativamente; enderezar las ideas y aclarar la conciencia es la semilla, que ahí está esperando las condiciones óptimas para germinar crecer, florecer y fructificar, a favor de quien lee, entiende y escucha.

Nuestra conciencia en algunas cosas puede no estar concluida, esperando información para desarrollarse, dándole forma al pensamiento el cual se convertirá en cosas, en cualquier momento.

Padre nuestro que estás en el cielo; gracias te damos señor por escucharnos, en el nombre de Cristo Jesús. Amén. Amén.

Lluvia azul Juan Manuel Oliva

La Dieta

Lluvia azul Juan Manuel Oliva

La Salud

Lluvia azul Juan Manuel Oliva

La cima