El Mañana de Nuevo Laredo

Los Redactores

Río Revuelto

Los Redactores

29 junio, 2020

Esperando el camión …que nunca llegaría



Para no perder la costumbre, el gobierno del Estado sacó de último momento -cuando estaba por concluir el sábado-, un comunicado en el que anunciaban la suspensión del transporte público efectivo para la mañana siguiente de domingo 28 de junio, una determinación que se publicó tan tarde que no alcanzó a difundirse entre la población.
Tan tarde salió el comunicado que ni los concesionarios se enteraron y en la mañana anduvieron circulando, hasta que les llegó la noticia y ya casi para el mediodía guardaron todas las unidades.
De igual manera, como no se dijo con suficiente antelación, ayer durante el día los usuarios esperaron su ruta; pasaron 40 minutos, una hora, hasta que fue evidente que el camión no iba a pasar.
La queja de los usuarios es más que comprensible, pues no se pueden tomar esas medidas sin dar el tiempo necesario para que la instrucción llegue a todos, además de que autoridades federales y estudiosos han exhortado a no tomar esta clase de medidas par restringir la movilidad de forma tan contundente, pues se afecta a un segmento que debe trasladarse para cosas esenciales y no contribuye de forma
contundente a disminuir los contagios.
Algo que los especialistas en epidemiología y quienes comprenden la movilidad social insisten, es en poner atención en los festejos multitudinarios, pero en la ciudad se realizan prácticamente sin que autoridad alguna los moleste, a pesar de que está prohibido en el marco de la pandemia; hay albercas con salones de fiestas abiertas y con mucha actividad que excede todas las medidas de distanciamiento social e higiene dictadas a nivel mundial para prevenir la dispersión del coronavirus.
Los contagios van en escalada, como ha ocurrido recientemente, cada semana ha excedido a la anterior en cifras de casos nuevos de Covid-19 y esta que acaba de concluir no fue la excepción. Esta semana se registraron 148 nuevos contagios, 20 más que la anterior, esto
para sumar un total de 638 casos y aunque hay 279 recuperados, aún existe una mayoría de pacientes con el virus en su organismo y con la posibilidad de contagiar; se trata de 315 personas que deberían estar aisladas en sus casas, pero sabemos que no siempre es así.
En nuestras conversaciones con los titulares del Sector Salud a nivel local nos han revelado en varias ocasiones como durante el monitoreo diario de algunos pacientes se han percatado de que a pesar de estar diagnosticados y con un latente riesgo de contagiar a otros, han salido de sus casas, haciendo caso omiso.
Debemos entender que para muchas personas el quedarse en casa implica renunciar a sus ingresos y con esto a la posibilidad de seguir con sus obligaciones financieras y hasta sus necesidades más básicas, pero de seguir este ciclo, la contingencia no sólo no concluirá pronto, sino
que se extenderá mucho más las consecuencias económicas de los cierres y otras medidas.

Más opiniones de
Los Redactores