El Mañana

jueves, 18 de abril de 2019

Mauricio Belloc
Con el Mazo Dando Mauricio Belloc

Esperando el madrazo

29 marzo, 2019

El Chompiras empieza a preparar el terruño, para no sentir tan gacho el madrazo este domingo en Madero, cuando recibirá a AMLO. Para empezar, El Chompa De Buey ya se está tirando a matar contra El Peje, para qué una vez llegado el domingo, durante la vista de aquel, si surgen cacayacas de parte del ejecutivo nacional hacia el mandatario estatal, o si aparecen los abucheos por parte del público del sur de la entidad contra el macetón de Reynosa, este último diga que fue algo orquestado por la gente del de Tabasco, porque el goberladrón fue quien hizo algunas declaraciones respecto al gobierno federal.

NO ES ASÍ

La verdad es que si viene el ejecutivo nacional y dice que Tamaulipas está mal, “en esto, en aquello y en lo otro”, debe ser cierto, porque tiene que ser el hombre mejor informado del país, o al menos, en el papel, López Obrador debe serlo. Como presidente de la república, AMLO está enterado de que paturria bandola cojea el gober. Que está mal en el terruño, de a cómo anda el barrote.

Y SE LA DEJARÁ CAER

Vendrá sin tapujos a señalar las cosas que no pintan bien por acá y que a webbo se tienen que mejorar. Lo mejor para el goberladrón de Tamaulipas sería que el de Macuspana, le dijera sus verdades en privado, para no quemarlo tan gacho. Pero eso no es lo bueno para los tamaulipecos, si nosotros queremos que esto cambie, entonces se lo tiene que decir a ojos vistos y a oídos del pueblo. Se lo tiene que cantar en público, para tratar de hacer mella o dejarle claro a nuestra gente que no se anda por las ramas.

CIERRE DE REGISTRO

Quedan tres días para que se cierren los registros de candidotes a diputeros rancheros, vamos a esperar si no hay cambios de último momento. El 15 de abril empiezan las campañas y esto ya no lo para nadie, la elección del domingo 2 de junio está encima, que rápido se están haciendo viejos ustedes estimados lectores, como pasa el tempo volando, en un abrir y cerrar de ojos pasaremos de la primavera al verano. Y ni nos enteramos de cuándo fue que defecamos los tamales de Navidad y los atrancones en invierno.

CON TUBERCULOSIS, PERO CÍNICOS

El Estado (Sector Salud) no les da ni tapa bocas a los médicos, enfermeros y laboratoristas del centro de salud y sus instalaciones de atención al público en la localidad, pero eso sí, ha lanzado una campaña para dizque “cazar” a la Tuberculosis (en verdad que ya les preocupa, pero la neta es que no ponen nada, no se mochan con la gente que deben cuidar). Ni Tuberculina, ni Isoniazida, no les dan ni el saludo, ni guantes, guarda pelo, batas, lentes, cubrebocas, ¡Nada! En Nuevo Laredo hay de 244 a 247 pacientes solo en esa medicina social que atiende el gobierno estatal. Los empleados están bien defecados por posibles contagios, ya el año pasado hubo uno a un trabajador de la Salud.

NO SE VALE

Y quieren un hospital general nuevo. ¿Qué va a pasar con los enfermos de tuberculosis? ¡Que se van a incrementar! Porque no hay medicamento en la medicina pública, mientras que en la medicina privada cuesta millares de pesos un tratamiento completo, sumas impagables para el obrero o el asalariado común. Y lo que va a suceder es que contagiarán no solo a sus familias, también a sus amigos, compañeros de escuela, incluso a la raza de la medicina local.

EPIDEMIA EN EL RANCHO

Y al rato, todo mundo traeremos una tos de perro. Llámese el personal de los centros de salud y de atención al paciente. Los alumnos de las escuelas donde exista un mocoso infectado, o en los centros de trabajo con un compañero que se recargue en la pared para toser. Ni que decir arriba del camionazo urbano, en el cine, o en las farmacias privadas que tienen consulta médica por unos cuantos pesos. Los pacientes acudirán ahí dizque para atenderse de lo que creen es una molestia propia del clima de la temporada ¡y nada tú! Que la verdad es que nos cargamos un bicho bien desmadrador.

LIMONADA MIS AGUACATES

Para todas esas nenorras que gustan de llevarse al Gym sus limonadas bien frescas (frescas las bebidas, no ellas, pues nuestras damitas son bastante recatadas, muy decentitas) o para los briagadales medios raros que le ponen limoncito, salecita y chilito a sus birongas (los machos nos la chupamos derecha, iba a decir pelona, pero no, porque me albureo), vamos a tener que ir dispensando el consumo de esos frutos ácidos, porque hoy están bastante carolas, como a un tostón el kilate.

VECINITA ¿QUEN LA QUEYE?

Lo bueno es que la vecina de uno, tiene unos limonsotes brutos, que hasta parecen naranjas ombligonas, así que vamos a tener que seguir pegándole “a la muda”. Y no nada más con los limones, también con las papayas, los duraznos y hasta con los aguacates (¡ah canijo! esos son los del vecino del otro lado). Porque los frutos de sus árboles, que dan para el lado de nuestro chante, pues son nuestros, ¿o no mi racita?