El Mañana

martes, 12 de noviembre de 2019

Los Redactores
Río Revuelto Los Redactores

Expertos

19 octubre, 2019

Cuando hay una pelea de box, muchos se quisieron proyectar como expertos pugilistas; se comenzó a exhibir en cines la película de Joker y se volvieron críticos del séptimo arte y hasta psicólogos, ahora que ocurrió el incidente en Culiacán, también son estrategas militares.

Después de la impresión de la violenta jornada del jueves en Culiacán, ayer el debate giraba en torno a la pregunta: ¿Vale más la captura de un delincuente o la vida de las personas?

La polarización ha estado predominando en los últimos meses y en este caso no permitió que todos utilizaran su juicio, pues muchos se inclinaron primero a descalificar por default a la administración que ver los verdaderos pros y contras.

Al final la opinión de todos tiene valor, pero qué mejor sería que en la mayoría de los casos ésta fuera producto de un análisis y un pensamiento crítico y no de una respuesta por default.

Incluso los verdaderos expertos -con credenciales- han dividido opiniones en cuanto a las decisiones tomadas en la contingencia y las posibles implicaciones que puedan derivar de todo esto, pues al final de un incidente tan visible como el de Culiacán, siempre queda un mensaje que toman propios y extraños.

Hoy es un día de visibilizar con eventos e información la prevención del cáncer de mama, algunos médicos han optado en esta ocasión por mostrar una faceta menos conocida, pero igual de letal, el cáncer de mama en hombres.

Si bien el padecimiento tiene mayor incidencia en mujeres, poco se dice de que los hombres no sólo no están exentos de contraer cáncer de mama, sino que hay casos en los que pierden la vida.

En los casos de cáncer de mama en hombres, se combinan varios aspectos, por un lado está la poca asociación con el género masculino que tiene el padecimiento, a esto se suma que el varón mexicano acude con mucha menor frecuencia a chequeos que las mujeres -prácticamente sólo cuando ya involucra sangre o huesos rotos-, lo que lo hace aún más difícil detectarlo, pero al final se corre también el mismo riesgo.

Nos debe de quedar claro a este punto que para el cáncer no hay edad ni sexo, no discrimina.

Al menos 58 negocios han sido asaltados en lo que va del año, en su mayoría tiendas de conveniencia que han tenido que tomar medidas para hacer frente a la delincuencia por sí mismos, algunos negocios han desistido de su política de 24 horas de servicio, otros han incorporado videovigilancia, un guardia, rejas, etcétera; todas las anteriores implicando pérdidas económicas, pero no hacerlo les traería pérdidas aún mayores.