El Mañana

lunes, 24 de junio de 2019

Roberto Cruz
En Marcha Roberto Cruz

Explotación laboral de niños en México

2 mayo, 2019

Antier 30 de abril fue día del niño, ayer primero de mayo día del trabajo, en este marco de ambas fechas consecutivas vale la pena reflexionar sobre la situación de pobreza y explotación laboral que sufren miles de niñas, niños y adolecentes en México.

El 53 por ciento de los mexicanos menores de edad sufre de pobreza, es decir que no alcanzan a cubrir sus necesidades básicas de alimentación, salud, educación, vivienda y transporte, esto suma más de 22 millones de niñas, niños y adolecentes según cifras del CONEVAL; y de ellos casi 5 millones de niños sufren de pobreza extrema, es decir que tienen dificultades para comer al menos una vez al día. Esto lastimosamente genera las condiciones para que más de 3 millones de niños sean explotados laboralmente y violen sus derechos humanos al grado incluso de someterlos como esclavos.

Desde luego es muy bueno que un niño se eduque en los valores del trabajo y la cultura del esfuerzo familiar para salir adelante, siempre y cuando esto no ponga en riesgo su escuela, sus actividades extra académicas, sus juegos y sus derechos humanos; en mi casa todos hemos trabajado desde niños, yo mismo tengo recuerdos divertidos y enseñanzas de trabajo honesto de mi papá Boyo qepd y de mi mamá Yaya en el mercadito independencia en Los Mochis, donde al terminar mi primaria me pasaba las tardes limpiando y vendiendo frutas y verduras.

Sin embargo, la explotación laboral de la niñez es otra historia muy diferente, ya que sufren violaciones y desventajas tales como salarios inferiores, condiciones de trabajo infrahumanas, muchos son analfabetas, otros son niños indígenas que no hablan español, no tiene seguridad social de salud ya que no son dados de alta en el IMSS; las principales actividades en donde se les explota son la construcción en las zonas urbanas y la agricultura o minería en las zonas rurales. Pero lo peor está en los niños “levantados” afuera de primarias y secundarias para esclavizarlos en los campos de siembra de amapola y mariguana en el mal llamado triángulo dorado en Sinaloa, así como también en Guerrero, Veracruz y Tamaulipas según datos del REDIM que es la Red de los Derechos de la infancia, coalición que agrupa a 75 organizaciones de la sociedad civil en defensa de nuestra niñez.

Hace 60 años en 1959 la Asamblea General de la ONU aprobó la Declaración sobre los Derechos de los Niños, pero tuvieron que pasar 30 años mas, hasta el 20 de noviembre de 1989 para que Naciones Unidas constituyera la Convención de los Derechos del Niño, la cual se vuelve vinculante (legalmente obligatoria su ratificación en el Senado) para todos los países firmantes, donde se incluye a México.

Hoy 30 años después en 2019 en nuestro país no se ha logrado aprobar la Reforma Educativa, antier se devolvió a la Cámara de Diputados porque faltó un solo voto para alcanzar la mayoría calificada y aprobarla en el Senado. A pesar de que los tres principales problemas en México que son la pobreza y falta de oportunidades de trabajo, la violencia e inseguridad que padecemos, y la corrupción en el sector público y privado, solo podremos superarlos cambiando el modelo educativo radicalmente, esa es la única solución sustentable, la educación. Asimismo en los gobiernos estatales no hemos visto un cambio de fondo en la política pública educativa, Sinaloa es un ejemplo tangible de esta negligencia perversa a lo largo de décadas.

De entrada habrá que ver qué motivó a los Senadores del PAN a votarla en contra en lo general y a los Senadores del PRI a cambiar el sentido de su voto en lo particular votando en contra también. Creo que hay miles de maestros y padres de familia interesados en entender realmente qué implica la reforma educativa y por ello escribiré una columna sobre ella al retomarse su discusión parlamentaria. Por lo pronto te propongo informarnos bien sobre la reforma educativa, ya que el futuro de nuestros hijos y de este país, está en juego.