El Mañana

domingo, 22 de septiembre de 2019

Luis Pérez Benítez
En directo Luis Pérez Benítez

Fronteras unidas

18 junio, 2019

Según refiere la periodista Bárbara Anderson del grupo Milenio en su publicación fechada el 14 de junio, titulada “Dinero Federal a la Frontera”, el numerito de amenazas de Trump para la imposición de aranceles hasta de un 25 por ciento a productos provenientes de México, opacó la Primera Cumbre de Alcaldes de América del Norte, que se venía organizando desde meses atrás, mediante la cual México buscaba alcanzar entre otras metas, la internacionalización de las ciudades mexicanas. De esta manera -refiere Anderson- la cumbre fue rebasada por el tema migratorio, en la que participaron 73 alcaldes mexicanos, 43 de Estados Unidos y 2 de Canadá.

Al mismo tiempo de que todo el país esperaba el resultado de las negociaciones en Washington sobre la imposición ingrata de aranceles, paradójicamente en Los Cabos se firmaban compromisos para que el libre comercio se situara como la piedra angular de la integración de la región y se manifestaba la franca oposición a la imposición unilateral de tarifas arancelarias entre los países. Como recordaremos, al tiempo que desde Europa, Trump seguía amenazando con imponer aranceles a México, los alcaldes de Nuevo Laredo y de Laredo firmaban una declaración para fortalecer la cooperación en el cruce fronterizo entre Tamaulipas y Texas, que es la aduana terrestre más importante del mundo. De igual forma horas más tarde los alcaldes de Arizona y de Agua Prieta Sonora, revelaban la construcción de un nuevo puerto fronterizo comercial. Adicionalmente se anunció un vuelo directo Chihuahua-Albuquerque y se aprobó el acuerdo de hermanamiento entre las ciudades de Monterrey y de Laredo.

Continúa diciendo Anderson que el señor Alberto Uribe, Director General de Coordinación Política de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), expresó que la palabra clave entre ciudades es cooperación y como ejemplo citó el caso de las ciudades hermanas de Laredo y Nuevo Laredo que tienen un equipo de beisbol conjunto-Los Tecolotes- que juegan en ambos lados de la frontera y que la relación entre las ciudades es de absoluto respeto. En su artículo, Anderson platica que hubo un panel dentro de la Cumbre sobre inversión privada liderado por Carlos Slim, quien llegó a respaldar la Cumbre, a México y al libre comercio bilateral.

En la Cumbre -remata su artículo Anderson- no a todos los alcaldes de la frontera les gustó la idea de la solución del problema migratorio unilateralmente a cargo de México, puesto que Estados Unidos debería actuar de la mano con México e invertir en este plan y en el de apoyo a Centroamérica, y que también el gobierno federal Mexicano debería apoyar a los municipios porque los presupuestos de las ciudades fronterizas están ya comprometidos y todas ellas tienen muy pocos días para rediseñar y construir una logística adecuada para encarar el problema migratorio que ha tomado dimensiones nunca antes vistas en el mundo. La pregunta es si lo lograremos en tan poco tiempo. Lo veo difícil. Hasta pronto. Fuente: Bárbara Anderson del grupo Milenio en su publicación fechada del 14 de junio titulada “Dinero Federal a la Frontera”.