El Mañana de Nuevo Laredo

Pedro Chapa Salinas

En voz alta

Pedro Chapa Salinas

6 diciembre, 2020

Gobierno de EU y de México acorralan a Cabeza de Vaca



Desde hace ya varios meses se viene comentando en los distintos diarios de circulación nacional las diversas acusaciones que obran en contra del gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca por su presunto involucramiento en el caso de soborno que hiciera la empresa multinacional Odebrecht por medio del exdirector de Petróleos Mexicanos, Emilio Lozoya Austin, quien en su declaración para obtener una reducción de su posible pena corporal se acogiera al criterio de Oportunidad, denunció ante la Fiscalía General de la República que, tanto Enrique Peña Nieto, como Luis Videgaray Caso, le instruyeron entregar millones de pesos en efectivo a varios senadores de extracción panista, entre ellos Cabeza de Vaca, que amenazaban con boicotear la Reforma Energética.

Pero este no es el único señalamiento que se le viene realizando al hoy gobernador de Tamaulipas, sino que desde hace ya vario tiempo se vienen manejando diversas investigaciones que lo relacionan con el manejo de recursos de procedencia ilícita, así como el blanqueo de capitales no sólo en México, en donde se le atribuye la propiedad de ranchos y empresas registradas a nombre de familiares y amigos, sino que también presuntamente en Estados Unidos se le sigue un proceso en el condado de Hidalgo, municipio de McAllen, Texas en donde tendría también junto con familiares cercanos propiedades y empresas de gran valor que no corresponden a los ingresos adquiridos por los involucrados en el caso.

De acuerdo con un artículo publicado por la revista Proceso fechado el día de hoy, el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), presentó ante la Fiscalía General de la República una denuncia por el delito de lavado de dinero contra el gobernador de Tamaulipas y cinco miembros de su familia, entre los que se encuentran su esposa, Mariana Gómez Leal; ambos de sus hermanos, José Manuel, e Ismael (este último actual senador de la República); su madre, María de Lourdes Cabeza de Vaca Wattemberger, y su suegro, José Ramón Gómez Reséndez. Adicional se denuncia también a la empresa Productora Rural y Agropecuaria Regional Cava, SPR de RL, de la que son accionistas el gobernador, su esposa, su mamá, su hermano Ismael y la esposa de éste, Evelyn Aimee Rodríguez Garza.

Lo relevante del caso es que, en la denuncia presentada desde el mes de julio pasado ante la titular de la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción además de la información proporcionada por la UIF, la carpeta de investigación se nutre también de reportes de su similar de nuestros vecinos del norte, la Red de Procuración de Crímenes Financieros, “Financial Crimes Enforcement Network” (Fincen por sus siglas en inglés), agencia del Departamento del Tesoro de Estados Unidos encargada de seguir los movimientos sospechosos que puedan resultar en el delito de lavado de dinero. De acuerdo con el documento firmado por Nieto Castillo, los denunciados habrían incurrido posiblemente en delitos graves relacionados con operaciones con recursos de procedencia ilícita, fraude, enriquecimiento inexplicable, corrupción, y delincuencia organizada.

ADENDUM

Ayer sábado Salvador García Soto, en su columna Serpientes y Escaleras, dedicó la parte final de su colaboración en El Universal, intitulada “Notas Indiscretas”, a lo que se expresa por todos los corrillos del Estado sobre el polémico delegado de Programas Federales en Tamaulipas, y para variar cuñado del gobernador hoy oficial y formalmente acusado por la UIF, Pancho Cabeza de Vaca, José Ramón Gómez Leal, relacionado con sendas denuncias de servidores de la Nación que operan bajo su encargo, mismos que lo acusan de utilizar los recursos y apoyos federales para su beneficio personal y para apuntalar un proyecto político personal.

Ojalá el presidente Andrés Manuel López Obrador investigue a fondo estos por demás graves y serios señalamientos, y actúe con firmeza ante los resultados. Ya que después de todo se ha hecho mucho trabajo a base de mucho esfuerzo y sacrificio durante más de dos décadas, como para que un Jr. cualquiera, improvisado y extraído de filas panistas, hermano de la esposa del gobernador, e hijo de uno de los acusados por el actual gobierno de la república de “huachicol mayor” (según el artículo de Proceso), venga a poner en riesgo la honestidad valiente de la que es ejemplo nuestro Presidente.

Y mientras todo esto sucede, los ciudadanos tamaulipecos ni sus luces.

Y la oposición al gobierno del Estado, no existe, salvo valientes, escasas, y muy contadas excepciones.

Ahora se entiende por qué salimos de 4 sexenios de los más corruptos del mundo, con dos exgobernadores encarcelados sólo para venir a terminar peor que antes.

¡De una vez por todas, ya no más PRIAN en Tamaulipas!

Más opiniones de
Pedro Chapa Salinas