El Mañana

domingo, 25 de agosto de 2019

Mauricio Belloc
Con el Mazo Dando Mauricio Belloc

¡Gracias Enrique!

23 abril, 2019

No se burlen de él, como él sí lo hace todos los días del último ser con vida en Nuevo Laredo (robándolo, timándolo y jodiéndolo cada vez más), pero es que resulta que hurgando en el Internet, en las noticias de nuestro rancho, nos acabamos de topar con una píldora literaria, donde su alcachofa de ustedes se vanagloria declarando, el haber traído de regreso a la frontera texana, nada menos que a los 300 rinches que el Tío Sam se había llevado a California, Arizona y Nuevo México. El batito de marras, más o menos dijo, que tal venida pa´trás es gracias a sus gestiones en Washington, ante el gobierno de El Gabacho, que este cedió a la presión y los ha regresado.

ME RÍO DE JANEIRO

Jiar, jiar, jiar y más jiar, neta que me río de Janeiro, ahora resulta que le debemos a Enrique…cido Rovas el regreso de los feos a los puentes. Mira que cara dura de pelao, eso es no tener vergüenza, ni un ápice de decencia. Cuando que todos sabemos que a los gringos, les importan tres millas de gruesa longaniza, lo que un alcaldete de pacotilla pueda decir, pensar o defecar. Esos señores no pelan a un presidente de la república de México, ni lo que todo un país vecino piense; les vale madre la ONU (y eso que la tienen ahí). Pero según el mico este, fue su presión y sus movimientos, lo que consiguió tal cosa.

TENEMOS LO QUE MERECEMOS (¿SERÁ?)

Hablando de imbecilidades por parte de este gobierno de deficientes mentales, acabamos de leer unas declaraciones de una mujer, la que entre otras diarreas mentales dijo o dio a entender, que el pueblo debe recoger la basura de las calles, reparar los focos fundidos, bachear la cuadra de sus chantes, reparar las banquetas y cordones, podar los árboles y limpiar los baldíos del barrio. Casi dijo que el presupuesto municipal debe ser solo para ellos, para el alcalde, rugidores y cabecillas de departamentos.

VAMOS CON MADRE

La tipa esta, dijo que el pueblo genera la basura, entonces que sea este quien la levante y mantenga limpio su entorno. O sea, que no es culpa de La Yunta (el Ayuntamiento) el que los bandidos de SETASA no hagan nada, amparados en la embarrada de lana que le dan al “preciso” y a dos que tres changos, que son los que más gritan dentro del cabildo. Que si la empresa recolectora se les dan millones de pesos cada mes y no hacen bien su trabajo, eso no importa, ni es culpa del alcalde y además es negocio de este, ¡bien ganado! por haber llegado al puesto y después haberse reelegido en el mismo, reafirmándolos a todos ellos en los cargos. Y que el pueblo es quien tiene que remediar el asunto de que hoy Nuevo Laredo sea un inmenso basurero hediondo.

COMPREN SU CEMENTITO

Que si hay baches en las calles, es por el mal uso que los nuevolaredenses le damos a las mismas, entonces los vecinos tendríamos que hacer una coperacha para tapar los bujeros y el pueblo tendría todas las vías, bien lisitas, como nylons de princesa. Que la gente tiene que hacer su parte, puesto que no alcanza todo el presupuesto municipal para gastárselos en materiales para bachear, parchar, reencarpetar y mil jaladas más. Porque ¿Y luego que van a robar ellos?

NO SE FUNDIERON SOLOS

Que si el alumbrado público deja mucho que desear, es porque los focos no se apagaron solos, alguien -nuestros hijos o nosotros mismos- los quebraron o se robaron el cableado de los postes o tumbaron estos de un borrachazo. Entonces habría que pensar en mocharnos para reponer los daños. Porque “el que la hace la paga”. Y no es el gobierno de la ciudad con tres mil millones de pesos de presupuesto anual, lana que han de emplear para otras cosas (además de trincársela) quien debe pagar los platos rotos.

¿HUELE HORRIBLE EL RANCHO?

Y si no nos gusta como apesta la ciudad (a puro pañal usado), entonces ¿para qué destruimos el sistema de drenaje sanitario y por qué tapamos el pluvial? Para el gobierno actual de este ejido, nosotros los ciudadanos, por el simple hecho de existir, somos los culpables de que Nuevo Laredo sea un muladar, un auténtico chiquero, con el enramado del subsuelo casi totalmente destruido, desaparecido. Y que si toda la mizcua emerge a la superficie, es por lógica, tiene que brotar, cuando no hay nada que la contenga, allá abajo. Quien nos manda ser tan marranos.

O SEA, SEÑORES

Es decir, para esta administración municipal el pueblo es el único culpable de que las cosas estén así. Y no ellos, quienes se han robado 9 mil millones de pesos en casi tres años (tres mil melones de varos de presupuesto de egreso por anualidad). Ni tampoco son culpables los anteriores gobiernos (de los que ellos han sido parte, como directores de departamentos, funcionarios de primero y segundo nivel, o regidores, síndicos, y con otros cargos en los que la mayoría de ellos participaron, cuando eran de otros partidos o aún de este que gobierna). Es el pueblo el culpable, el maldito responsable de que a Nuevo Laredo se lo esté cargando el payaso.