El Mañana

miércoles, 17 de julio de 2019

Miguel Rodríguez Sosa
Pasadizo Secreto Miguel Rodríguez Sosa

Hacen trabajar a niños y niñas en el Parque La Junta

8 mayo, 2019

Triste es dar cuenta que, durante el desarrollo de los juegos de beisbol profesional programados, se aprecian a menores de edad vendiendo infinidad de productos entre la afición, evidenciando ante el público asistente, que aun y existiendo leyes que lo prohíben, hacen trabajar a niños y niñas en el Parque La Junta.

Apenas y ha transcurrido una escasa semana de los festejos del Día del Niño y Niña, y por lo que se ve esto no sirvió más que para hacer sí diversos festejos, pero no para reforzar de las autoridades correspondientes esa conciencia entre la comunidad, esa estricta supervisión, así evitar esos abusos en cualquier forma sobre estos pequeños seres; la muestra de esa nula actividad está más que obvia en dicho sitio, en el desarrollo de los profesionales juegos.

Toda persona que ha acudido a ese espectáculo deportivo, ha dado cuenta que desde antes de que comience el juego del beisbol, tanto a niños como a niñas se les ve embolsando productos, preparando golosinas, pepitas, papitas, entre otros muchos comestibles, éstos para posteriormente y dentro de una larga jornada y hasta ya entrada la noche ofrecerlos al público asistente.

Niños y niñas que fluctúan entre los nueve hasta los doce años, incluso a menores de quince años se les ve cargando grandes y pesadas canastas, bolsas o equipos acondicionados para ofrecer una y otra vez, de lado a lado, bajando y subiendo para ellos cansadas y altas escaleras, trabajando, vendiendo el producto, incluso manejando dinero.

No es por demás recordar, que hace escasos años, se denunció a través de los medios de comunicación, que se tenían a menores de edad vendiendo en un concurrido sector de esta ciudad ramos o arreglos de flores, denuncia que provocó que las autoridades intervinieran en dicho asunto, recayendo la mayor responsabilidad en el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) local como ese ente procurador de la familia, del menor.

Por esto, causa extrañeza que en ese sitio deportivo los derechos de los niños y niñas se pasen por alto, ignore la propia Liga Mexicana de Beisbol (LMB) como promotora y responsable, que existen leyes precisamente para evitar todo abuso sobre éstos y en cualquier modalidad, directa o indirectamente, por acción u omisión.

Pues es la propia Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos que lo marca y claramente, como por igual se estipula en la ley general de los derechos de los niños, niñas y adolescentes la obligación de las autoridades para dar cumplimiento a este ordenamiento, y a la sociedad civil en esa misma ley, le da facultad el hacer del conocimiento cualquier violación a los derechos de esta parte de la sociedad vulnerable.

Ojalá que la autoridad competente, aplique una mejor vigilancia, una mejor observación en el Parque La Junta, para que así la propia directiva de los Tecolotes de los Dos Laredos no consienta más ese acto, en consecuencia, la afición vaya realmente a dar cuenta de cómo con su trabajo se la juega su equipo, y no vaya a dar cuenta de cómo con su trabajo se la juega ese niño(a).