El Mañana

domingo, 26 de enero de 2020

Pedro Chapa Salinas
En voz alta Pedro Chapa Salinas

Hacia una economía moral

24 noviembre, 2019

Después de verse obligados a sesionar fuera del recinto de
San Lázaro, sede
oficial de nuestros representantes ante el Poder Legislativo, los integrantes
de la Cámara Baja tuvieron que darse cita en la Expo Santa Fe, sede alterna que
sirviera para el análisis, debate, discusión y aprobación del Presupuesto de
Egresos de la Federación para el próximo año.

Sin sorpresas que señalar, dicho documento fue votado, con
la ausencia completa de los diputados del PAN, por la mayoría necesaria para su
aprobación, dando como resultado, después de décadas de saqueo, rapiña y
privilegios, la base e inicio del camino hacia una economía moral.

Los temas más importantes a los que se le dieron prioridad
por parte del gobierno de la Cuarta Transformación que habría de resaltar, son los estrictamente
relacionados con los compromisos del Primer Mandatario, Andrés Manuel López
Obrador, hechos en campaña, y que son las principales demandas recogidas
directamente de los ciudadanos por más de 20 años, y que privilegian el
bienestar social de la mayoría de los mexicanos; siendo los más desprotegidos,
quienes por décadas fueran ignorados por los partidos en el poder, durante los
malos gobiernos anteriores, a quienes por fin se les toma en cuenta y hace
justicia.

Habremos de resaltar y reconocer también el ajuste, a la
baja por supuesto, de la partida asignada a sí mismo como gobierno
federal, que a diferencia de las administraciones pasadas, en donde los
aumentos a la alta burocracia eran la regla durante los regímenes corruptos del
PRI y del PAN, en la presente administración se implementó un recorte de más de
30por ciento al gasto
corriente. Esto viene a refrendar otra de las promesas de campaña del Presidente, dentro de las que
se contempla eficientar las labores gubernamentales bajo la premisa de que no
puede haber gobierno rico, habiendo pueblo pobre.

Cabe destacar, asimismo, que en el presupuesto aprobado ni se aumentan los
impuestos -esto quiere decir, entre otras muchas cosas, que no habrá más
gasolinazos- (como siempre ocurría con el PRIAN a principios de cada año); ni
recurrirá el gobierno a capitalizarse mediante la contratación de deuda, como
era, también para variar, la costumbre de los tecnócratas neoliberales corruptos
del régimen anterior.

En pocas palabras, es esta fórmula financiera del ahorro con
disciplina presupuestal y responsabilidad en el gasto público honesto, la
puesta en práctica de la Austeridad Republicana que hoy es Ley.

Mala noticia para los “huachicoleros del presupuesto”
que estaban enamorados de los moches, ya que se hace especial hincapié en que
no habrá más intermediarios, cuya gestión del recurso se había convertido ya en
una industria multimillonaria que sangraba al erario de una manera por demás
grosera y criminal; hasta lo seguían peleando (el moche) los diputados de la ahora
oposición, como un “derecho” adquirido, argumentando el arduo trabajo y el
tiempo que les consumía bajar los dineros destinados para obra e
infraestructura hacia sus municipios, que los hacía merecedores de su
respectiva tajada, cuando estos estaban ya etiquetados para ello. Esto en
castellano simple y puro se llama traición a la patria, y robo a la nación.

La buena es, y seguirá siendo -aunque les arda a quienes
tenían secuestrado el dinero público-, que por fin se hace justicia con este
presupuesto a la clase más necesitada de este país; lo que permitirá, no sólo disminuir la brecha de la
desigualdad, aumentada deliberada y maquiavélicamente por los conservadores, sino
que sentará las bases de un nuevo modelo en
donde lo más importante no es el crear riqueza sólo por crearla, teniendo como única
meta el crecimiento per-se, sino más bien será el de generar desarrollo con
justicia social, en donde la finalidad última es el bienestar de la comunidad.

ADENDUM

“Hacia una Economía Moral”, así se intitula el nuevo “Best Seller” –de acuerdo a la gigante neo-librería mundial
Amazon-, del autor Andrés Manuel López Obrador, de editorial Planeta. Un ensayo
sobre la gran diferencia del modelo, fracasado reiterada y probadamente,
neoliberal, en la que nos han querido enfrascar los dueños del dinero, y en
donde la carrera por el tener se ha querido imponer mediante el materialismo,
el endeudamiento y el consumismo; y por otro lado la opción, censurada por el uno por ciento de la
población, de interponer, en el quehacer cotidiano de la generación de la
riqueza, al ser humano, y su derecho inalienable a ser feliz en el intento.

Recomendadísimo, estimado lector, estimada lectora. Sobre todo,
si usted, con el debido respeto de los demás, es afortunadamente parte del 99por ciento restante.