El Mañana

lunes, 24 de febrero de 2020

Oscar Leal
Aventuras del Mantarraya Oscar Leal

Hacienda San Carlos

13 febrero, 2020

Cuando se lleva en la sangre el espíritu aventurero, resulta imposible hacer a un lado a la familia, los amigos y el campo, podrás organizar un día de campo en solitario, una salida acompañado con la familia o un día de pesca con los amigos, pero que los astros se alineen de tal forma para que en un solo lugar tiempo y forma, la mezcla de todos se dé, resulta una ocasión perfecta y digna para hacer un fiestón.
Pues gracias al destino el pasado 5 de febrero fuimos privilegiados por las fuerzas del zodiaco para que esa tercia se conjugara dando como epicentro justo en la Hacienda San Carlos (lugar diseñado y construido a base de piedra laja, madera rustica y forja, en pleno Nuevo Laredo a semejanza de las típicas haciendas existentes en el poblado de Allende, Nuevo León, donde la gente de abolengo se reunía los fines de semana o días de asueto para disfrutar de la quietud del campo).
Justo ahí aprovechando de pretexto el cumpleaños del buen Carlos García (amigo de mil y un batallas a la hora de armar aventuras de caza y pesca); desde temprano por la tarde una docena de familias se dio cita en tan agradable lugar, sin importar las bajas temperaturas, el calor de una buena amistad y una fogata a ras de suelo bastó para apaciguar la onda gélida y sentirte como en casa, imposible olvidar el aporte tan importante de Claudia, esposa del festejado y organizadora del evento, quien se encargó de realizar las llamadas necesarias para reunir a familiares y amigos en modo sorpresa y como buena anfitriona del evento preparó media docena de cazuelas copeteadas con cabrito entomatado, cerdo en chile colorado, cortadillo de res en salsa, frijoles y arroz rojo, para darle al evento una calificación de excelente.
Apenas se dejo ver el ocaso, el cumpleañero fue llevado al lugar donde recibió la sorpresa de la reunión en su honor, atrás de él, unos minutos más tarde la música de un buen fara fara rompió el silencio, elevando al máximo el clímax del evento, tras un par de caballitos de tequila para abrir garganta, unidos nos dedicamos a entonar a los más altos decibeles, canciones al son de la típica música regiomontana, corridos y huapangos norteños, entonadas a coro abierto en pos del festejado.
Acompañados de unas etílicas de cebada en estado gélido se prolongó la terapia por un par de horas, está por demás la disculpa a todos los lectores, de aprovechar esta modesta columna dedicada a promover la caza y pesca de la región, para abrir una pauta y dedicarle unas letras de agradecimiento a tan buen personaje que aprovechando su onomástico logró alinear a los astros necesarios para reunir a familiares y amigos en tiempo y forma en este lugar tan campirano, experiencia única de hermandad que sólo en la Hacienda San Carlos se puede lograr.
Cuéntame tu historia, tú ya conoces la mía.
viajesdepesca@hotmail.com

Aventuras del Mantarraya Oscar Leal

Predesove